Home Más Noticias

Recuerdo para Doña Gladys Vidal Pericci de Sambrano «La maestra Gladys». De su hijo, Edwin Sambrano Vidal

412

.La mañana del lunes 11 de Setiembre de 2023, recibí el más fuerte golpe de mi vida cuando, en menos de dos días, una violenta neumonía tendió una emboscada mortal a nuestra madre y le arrancó la vida. Avanzó sigilosamente sin que, nosotros, sus hijos y cuidadores amorosos, pudiéramos darnos cuenta, hasta que se hizo implacable e indetenible; anulando todos nuestros esfuerzos por salvarle la vida.

A sus 94 años y 8 meses y medio, mi madre, Gladys Vidal Pericci de Sambrano, se mantenía en perfecta salud física y mental, conservando toda su lucidez y su memoria; dispuesta a seguir aprendiendo nuevas cosas y enterándose de los acontecimientos nacionales, regionales e internacionales; apoyando con devoción y firmeza las gestiones para restablecer la vigencia efectiva de la Constitución y del sistema político democrático y de Derechos Humanos establecidos en ella. Enseñándonos la historia de Ciudad Bolívar a través de muchos sucesos y de sus familias, de los cuales guardaba una memoria detallada.

Como maestra de escuela, así le gustaba definirse, había protegido de la ignorancia y la pobreza, de la orfandad y la marginalidad a cientos de niños y jóvenes durante más de 50 años de ejercicio de la función docente, acumulando al momento de su fallecimiento, 72 años de haberse graduado de Maestra Normalista Urbana, en la escuela Nacional para maestros graduados «La Gran Colombia», situada en la Capital de la República.
Nos duele mucho su partida porque ella amaba la vida y la vivía con intensidad, sentía que tenía mucho que conocer; porque aún no hemos puesto fin al desastroso régimen chavo-madurista y teníamos mucho que aprender de ella, y, porque queríamos tenerla entre nosotros como guía y fuente de sabiduría, amor, solidaridad y generosidad.
Aprenderemos a estar sin ella pero siempre nos hará falta y aunque seguiremos su ejemplo y la recordaremos, lamentaremos que se haya ido tan pronto… Sin «poder ver el fin de esta pesadilla», como era su esperanza.

Previous articleTierras Urbanas de parroquia La Sabanita denuncia creación de comités paralelos para entorpecer trabajo
Next articleVenezuela debe fijar posición como Estado por el Esequibo, y no ideologizar la disputa como esta haciendo el gobierno chavista de Maduro