Home Más Noticias

Garrotazos de ciego | por Claudio Zamora

263

Ante la conmoción generada este pasado fin de semana por las elecciones primarias celebradas en Venezuela y la gigantesca sorpresa para propios y extraños que ha obligado a reformular estrategias por la inmensa participación de votantes que demuestran la voluntad de salir de este gobierno, comenzaron a desatarse los demonios y el gobierno a tratar de convencer con su estrategia trasnochada de fraude de los cuales ellos son grandes especialistas.

En principio la estrategia de Maduro que ya tenian en sus plataformas informativas que son la mayoria, era ignorar el proceso ante la presunción que iba ser una pirrica asistencia que no merecia mayores referencias, las notas de prensa estaban preelaboradas desde el dia sabado y todas iban dirigidas a burlarse de la escasa participación que ellos daban por descontado.

Varios factores colaboraban con esta presunción, la primera es que de los casi 40 mil centros de votación de las últimas elecciones nacionales, sólo la Comisión de Primarias pudo habilitar casí 3 mil de los cuales no pudieron funcionar casi el 10% por problemas de material electoral, soboteos, falta de personal u otras condiciones, sólo en Caracas cayeron torrenciales aguaceros que no amilanaron a los votantes y eran cientos los videos que daban cuenta de flas de votantes con sus paraguas en medio de la lluvia.

Por otro lado la logistica no permitió la instalación de varias mesas por centro, cuando mucho eran dos o tres mesas más la de la tercera edad que era una fila preferente lo cual no permitió mayor fluidez que la demostrada, si embargo y pese a los numerosos imponderables la gente respondió de una manera masiva, copando los centros de votación y sacrificando algunas horas para ejercer su derecho a elegir el rival de Maduro en las proximas elleciones.

La consigna más escuchada y que fue tendencia en las filas de votación es “Si hemos esperado 23 años que importa un par de horas” y así muchos permanecieron estoicamente en las filas hasta poder ejercer sus votos. De verdad no se esperaba superar el millon y medio de votos, una cifra equilibrada al tipo de votación, el ataque del gobierno a los funcionarios, las presiones y amenazas con quitar los bonos y las bolsas de comida a la gente humilde, la eliminación del transporte público en casi todas las ciudades, las amenazas de los grupos colectivos que en algunas ciudades asaltaron, golpearon y se robaron el material electoral, los cortes programados de luz y tantos otros se transformaron en un aliciente para castigar el gobierno con el doble de las estimaciones.

Hoy se repican los cacareos de un supuesto fraude, libreto tan acostumbrado para el gobierno pero en condición de imputado, porque en estas elecciones se percibio más votantes que en las elecciones en la que supuestamente gano Maduro y pese a los reclamos y desconocimiento de la gran mayoria de la comunidad internacional se encuentra mal gobernando el pais. Finalmente existen dos alternativas más inteligentes para el gobierno, la primera, si realmente es una pobre asistencia y un escualido proceso no deberia generar más interes que una rifa de una gallina en un colegio de pueblo, lo que no merece esa parafernalia y amenazas de procesamiento en cadena nacional y la otra y más estrategica es aprovechar la debilidad del adversario, adelantar las elecciones generales de presidente y parlamento, arrasar con todo y demostrar que ellos siguen siendo mayoria.

Como sabemos que ninguna será aplicada porque llevan la procesión dentro, seguiran en su cuarto oscuro dando garrotazos de ciego, a ver si alguno logra dar en el blanco. Seguiremos conversando. [email protected]

Previous articleTarek William Saab anuncia investigación contra Súmate y la Comisión de Primaria por supuesto «fraude»
Next articleEl síndrome María Corina aguas adentro del chavismo