Home Más Noticias

¿Venezuela inhabilitada? | por Américo De Grazia

207

«Solo la abstención salva a Maduro». 

Enrique Marquez

Exrector del CNE. 

Upata, 05 de febrero de 2024.

Américo De Grazia.

Treinta  y dos (32) años han pasado del desgarrador intento golpista que sufrimos la madrugada del 04 de febrero de 1992,  y,  veinticinco (25) años, del ascenso al poder por la vía electoral, del mismo sátrapa que llevó  al matadero a los soldados de su tropa,  siete (7) años antes, mientras él, se escondía cobardemente en el cuartel de la montaña. Desde entonces, hasta ahora, hemos vivido en el oficio de inhabilitadores e  inhabilitados, pasando el suiche de un estado a otro, retroalimentándonos del oficio de víctima a victimario. 

La mayoría de los venezolanos están inhabilitados por el hambre y las enfermedades,  cuya atención y tratamiento, están a precios semejantes a los de las mejores clínicas del mundo, aunque el servicio deja mucho que desear;  han inhabilitado nuestro capital humano más joven y productivo, que día trás día, opta por la diáspora, migrando por los caminos verdes, conociendo y enfrentando el Darién en busca del futuro que Maduro les robó. Inhabilitados también, están los partidos, las universidades, los pensionados, los jubilados, los docentes, los enfermos en los hospitales, los hogares sin servicios básicos (sin agua, sin electricidad  o con tantas fluctuaciones que se dañan los electrodomésticos).  Inhabilitada la información, la verdad, la justicia, la moneda, la gasolina, los presos políticos. Inhabilitada María Corina Machado, líder y candidata presidencial (en ese orden) de todos los venezolanos de buena voluntad. 

Esas inhabilitaciones y tantas otras perpetradas por el régimen, deberían ser suficientes para entender que nuestra conducta, desde los sectores democráticos que adversamos a esta banda criminal, no puede ser la de adoptar la línea autocrática de la tiranía y obrar del mismo modo entre nosotros. Esta respuesta se ha normalizado como una regla desde la cúpula  gubernamental a los estratos más simples  y no se hace esperar: ¡Cualquier opinión diferente a la mía,  y,  yo asumo el rol de inhabilitador, sin mayor argumento,  que la descalificación del mensajero, sin razonar el contenido del mensaje!  Esta práctica, termina enfrentándonos  unos a otros, de modo estéril e infructuoso y es un  método establecido que favorece al régimen indefectiblemente. Así es como a diario,  nos metemos  autogoles cuya repercusión es destructiva a gran escala.  Una muestra de ello fué  que inhabilitamos  la tarjeta unitaria de la MUD  y con ello, asistimos al funeral de la única dirección política exitosa que hemos tenido el último cuarto de siglo. «Vendido, coloboracionista, corrupto», son los títulos que a diario despachamos  vía exprés entre nosotros. 

Por ello, desde Guayana Libre, hemos insistido en diagnosticar el problema  y sugerir soluciones:

1) Nada ni nadie, nos debe sacar de la ruta electoral. 

2) La abstención es el único instrumento que puede salvar a Maduro. 

3) MCM es la «líder» y candidata presidencial de todos los sectores democráticos venezolanos.

4) Urge una dirección política incluyente articulada por MCM. 

5) Es imprescindible una «tarjeta unitaria» que permita aparaguarse con todas las fuerzas democraticas. 

6) Es vital y necesaria una estrategia común. 

7) Debemos capitalizar todos los esfuerzos internos y externos. 

Ante la inhabilitación como estrategia autocrática; lucidez y unión para reponer la democracia.

Previous articleLa teoría sociológica del Interaccionismo Simbólico | por José María Rodríguez, Ph.D.
Next articleAna Colina: Mercado del centro de San Félix es una deuda a saldar antes de 2025