Home Más Noticias

Reivindicación y respeto por nuestros pueblos originarios / Puño y letra | por Ángel Marcano

170

La figura del comandante Hugo Chávez, y la revolución bolivariana, son fundamento en la creación de conciencia a escala mundial sobre la histórica lucha de los pueblos indígenas en nuestra América. Su legado logró convertir en una fuerza del futuro lo que antes era considerado parte del pasado. 

Hay que reconocer, como venezolanos, la importancia de estudiar la historia de los más de 40 pueblos indígenas, y cómo gracias al legado del comandante Chávez, continuado por el presidente Nicolás Maduro, se ha logrado comprender y respetar su organización social, política, geografía y cultura; y traer al presente la vida de los mártires que fueron sacrificados en la conquista tortuosa sobre América.

En el rescate de esa historia y en el reconocimiento de los logros del poderoso movimiento indígena en toda América Latina, la revolución bolivariana ha logrado visibilizarlos en áreas fundamentales como salud, educación, transporte, alimentación, tierras, seguridad, legislación, vivienda, producción y otros.

Reivindicándolos y visibilizando sus derechos, como nunca antes algún otro Gobierno lo había hecho. Fue el liderazgo del comandante Hugo Chávez y la continuidad de su legado por parte del presidente Nicolás Maduro, que han permitido poner en valor la lucha de los pueblos indígenas, promoviendo su dignificación. 

Hoy sus logros se pierden de vista, tienen representación en el parlamento, diputados que tienen voz y voto en todo lo que se propone y se impulsa desde la Asamblea Nacional; se dio la aprobación del capítulo sobre los derechos de los pueblos y comunidades indígenas en la Asamblea Nacional, que se considera como el más avanzado en legislación indígena en comparación con otros países. 

Un ministerio fue creado estrictamente para los Pueblos Indígenas, así se llama, y tiene el mismo poder y el mismo peso que cualquier otro ministerio para proteger, promover y cultivar los derechos de nuestro pueblo, con el enfoque principal en darle voz al otrora maltratado y vejado pueblo de donde venimos todos, nuestras raíces, nuestra patria tiene en su esencia la lucha indígena, un legado ancestral que debemos cuidar y recordar siempre.

Otro gran logro que resaltar y que es una victoria de los pueblos originarios, es que fue este Gobierno, el de Chávez y Maduro, el que trabajó y trabaja junto con la UNESCO para darle la relevancia que merecen los idiomas de nuestros hermanos indígenas, no es poca cosa elevarlos como un patrimonio inmaterial, respetarlos, sacarlos del olvido y denominarlos como merecen, porque ya no es un dialecto, son idiomas, como ha debido ser siempre. De manera que es prioridad todo lo que concierne a nuestros hermanos indígenas, a quienes tanto debemos la preservación de nuestro acervo.

La revolución bolivariana ha logrado saldar la deuda histórica con los pueblos y comunidades indígenas. El presidente Maduro es enfático cuando exige a su Gobierno la defensa de nuestras etnias, es un compromiso asumido, sus derechos y necesidades están visibles, nunca más agresiones imperiales hacia nuestros orígenes, nunca más desatención y olvido; seguimos adelante para reivindicar a quienes son ejemplo de comunidad, de socialismo y de forma de vida respetuosa de la tierra, en armonía con todo y con todos.

El pueblo indígena es ejemplo de paz, de inclusión y respeto. Cuente, Presidente, con esta Gobernación de Bolívar para continuar trabajando en este sendero de la reivindicación y del amor por nuestros pueblos originarios.

Previous articleNos enfrentamos a criminales | por Américo De Grazia
Next articleGobierno municipal continúa con el plan de asfaltado en parroquia Catedral de Ciudad Bolívar