Home Más Noticias

Nos enfrentamos a criminales | por Américo De Grazia

285

«No tengo fuerzas para rendirme»
Frases de Auswitch

Upata 16 de Octubre del 2023
Américo De Grazia

No estamos ante adversarios políticos, sino criminales. Son los mismos que repiten de modo sistemático que llegaron al poder para quedarse. Tienen un proyecto de poder, no de pais. Herederos universales de la conducta retorcida qué los llevó asaltar y asesinar a los tripulantes del «tren del Encanto», a secuestrar las niñas de Renny Ottolina o a Niehous, de quien cobraron el rescate y no entregaron la víctima porque se robaron entre ellos.
Si, son los mismos que le ordenaron a 5 soldaditos de  Fuerte Mara, en el Zulia, llevarles  armas y municiones a la FARC en la Guajira, para luego quemarlos vivos en sus celdas y no dejar rastros, ni testigos.
Si, son los mismos que secuestraron a su
propio diputado del P$UV en Guayana, Aldrin Torres y su pareja, para finalmente asesinarlos y quemarlos. Si, son los mismos que ejecutaron la «masacre de Tumeremo» y la negaron hasta que aperecieron las 18 víctimas en una fosa común, para finalmente asesinar a los autores materiales del suceso y borrar pistas. Si, son los mismos que se secuestran y asesinan entre ellos, por pases de factura y zancadillas para terminar descuartizados y echados a los cochinos como Carlos Lanz. Si, son los mismos que despidieron 24 mil trabajadores de PDVSA de un solo pitazo, para poderla saquear mejor e inducirnos a las colas de la gasolina. Si, son los mismos de la «lista Tascon», que provocó la primera oleada de la diaspora venezolana por el mundo. Si, son los mismos que se robaron los partidos con sentencia del TSJ y obediencia celestina del CNE, sin distinción de tendencia política. Son los mismos que convirtieron los ojos de Chavez en logo oficial del partido P$UV y de las FANB.
Si, son los mismos del crimen ecológico más espeluznante ejecutado oficialmente en Venezuela con el «arco minero» y su oro de sangre. Si, son los mismos que convirtieron el país en santuario de terroristas y delincuentes como el ELN, las FARC, HAMAS, Hezbollah, los carteles de las drogas y «el pranato» autóctono.
SI, esos son los que roban la nación. Desafortunadamente son los mismos. Ese escenario es el que nos obliga a ser más acertivos en los propósitos. Y prometernos a nosotros mismos como demócratas, presentarle a los venezolanos una alternativa viable y factible para salir de la tragedia, sin mantas mágicos, ni necios mesianismo. Basta de comíquitas. Candidaturas de unidad, tarjeta única, dirección política, estrategia común, capitalizar como piso político las  4 gobernaciones, las 166 alcaldías, los cientos de diputados y concejales demócratas existentes en todo el territorio para construir un instrumento con la fuerza necesaria que nos permita echar electoralmente a Maduro de Miraflores y  comenzar la reconstrucción nacional.

Previous articleInnovación Colaborativa en los gobiernos municipales y regionales | por José María Rodríguez, Ph.D.
Next articleReivindicación y respeto por nuestros pueblos originarios / Puño y letra | por Ángel Marcano