Hay gentes que quie¬re construir en el Casco Histórico de Ciudad Bolívar y tener casa propia pero no encuentra donde porque quienes tienen parce¬las y casas viejas y abandonadas piden una fortuna por ellas y los usureros que viven del alquiler de sus ruinosas propiedades tampo¬co quieren salir de ellas sino continuar sa¬cando provecho lo más que puedan. La Alcaldía, Concejo Municipal y Gobernación, si realmente quieren revitalizar el Centro Histórico y que la Unesco lo declare Patrimonio Cultural de la Humanidad, deberían reglamentar la Ordenanza respectiva para evitar que continúe la degradación de este centro histórico. (AF)

Américo Fernández

Artículo anteriorUna raya más para un tigre, Por Claudio Zamora
Artículo siguienteAl calor de grandes multitudes, Raúl Yusef y Luis Silva, se imponen como la opción del cambio de los bolivarenses

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí