En 2013, en los Juegos Bolivarianos en Trujillo, por primera vez desde 1938, Venezuela cedió terreno y ocupó el segundo lugar. Colombia alcanzó 166 medallas y Venezuela 161. Cuatro años después, el rival de nuestro país logró 213 medallas, más de la mitad de las que consiguieron los jugadores venezolanos 

En Venezuela, el deporte nunca ha sido una prioridad, «ni en democracia ni en dictadura». Sin embargo, desde que entró Chávez al poder, a finales de la década de los 90, y hasta la actualidad, aún bajo administración de Nicolás Maduro, la participación de la nación en competencias regionales y del mundo ha decaído. ¿La razón? Las condiciones de los atletas ha sido deficiente, puesto que no se les ha dado el apoyo suficiente para que puedan aprovechar al máximo su potencial.

A esta conclusión llegó el exdirector del periódico deportivo Meridiano, Ramón Navarro, quien participó en el especial de Crónicas Crónicas «¿Representan las medallas de Tokio 2020 la verdadera situación del olimpismo venezolano? ,   transmitido este 6 de agosto. En conversación con Alonso Moleiro, conductor del programa, comentó que si bien durante los gobiernos democráticos del país existieron deficiencias en todas las disciplinas,  se trabajaba en la mejora de los jugadores, algo que actualmente no ocurre.

«Ese era el verdadero escenario para ponderar los esfuerzos, para que los atletas representarán dignamente al país, y  no  hubo un respaldo oficial, con la excepción de alguna ayuda que pudieron haberle dado a los pesistas y el apoyo que tiene la saltadora Yulimar Rojas. Esta delegación participó con esfuerzo propio. No podemos decir que el resultado es el efecto directo de una política sistematizada de integración al atleta venezolano. Hay que bajarse de esa nube», señaló el especialista en cobertura de ciclos olímpicos.

Dijo que aun sabiendo cuáles son las fallas del deporte venezolano, puesto que recordó que técnicos calificados han hecho diagnósticos al respecto, la delegación de 43 nacionales – la más pequeña de la historia, con menos de la mitad de los más de 100 atletas que fueron a Beijing 2008-, «no recibió el respaldo integral del cual se jacta el sistema en este momento».

En ese sentido, Moleiro  indicó que durante la gestión chavista se invirtió una gran cantidad de dinero en la formación de atletas, a través de convenios que se hicieron en Cuba, para entrenamientos en atletismo y pesas. Y acotó que de hecho Rojas – quien ganó oro para Venezuela en esta edición de los Juegos Olímpicos y marcó récord mundial con una marca de 15.67 metros- tiene un entrenador cubano, Iván Pedrosa.

No obstante, Navarro aclaró que el hecho de que el instructor  de la saltadora sea cubano «no es una respuesta oficial sobre una solicitud hecha al gobierno.Eso fue un trabajo personal, se consiguió que Iván Pedroso fuera el entrenador, en parte porque la Federación Venezolana de Atletismo se movió. Aquí hay federaciones que saben como moverse en la arena de descrédito y en lo internacional.

Para el cierre de la participación de Venezuela en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, los nacionales ganaron tres medallas de plata, dos en pesas y una en ciclismo BMX estilo libre, y una de oro en salto triple. Otros atletas pudieron haber llegado más lejos, como Ahymara Espinoza o Paola Pérez, desaparecieron del radar de ayuda que debían dar las instituciones deportivas venezolanas. Pero ese triunfo, el más amplio y significativo de la historia nacional olímpico, no demuestra las condiciones verdaderas del olimpismo venezolano.

Según el periodista deportivo, antes de la llegada de Chávez, el país tenía un dominio impresionante en los Juegos Bolivarianos y otras competencias regionales. Estaba sobre Colombia en los juegos Centroamericanos y Panamericanos, pero eso con el tiempo empezó a cambiar.

«En 2013, en los Juegos Bolivarianos en Trujillo, desde 1938, Venezuela cede terreno y ocupó el segundo lugar. Colombia alcanzó 166 medallas y Venezuela 161. El deporte de masa y reservas deportivas de Venezuela, en esa competencia en 2017, celebrada en Santa Marta, Colombia alcanzó 213 medallas de oro contra 91 de Venezuela. Uno se pregunta, por quién doblan las campanas?», se preguntó.

En días previos, el mismo director técnico metodológico de deportes de combate del Instituto Nacional de Deportes (IND), Alfredo Loyo, admitió en una entrevista en Tves que «realmente los resultados obtenidos fueron casi que individual, particular. Cada atleta se tuvo que sacrificar en hacer su preparación».

«La interpretación que uno tiene que darle a este ejercicio es muy delicado. A estos 43 atletas no hay que cuestionarles nada. Ellos se presentaron y dijeron, ‘ah, ¿quién arma la fiesta? el comité olímpico internacional; ¿quiénes lo van a representar?  los atletas,» , y ahí quedó todo, señaló Navarro, al tiempo en que repetía que «incluso con las carencias del caso los atletas se entregaron por completo» en el escenario.

Con información de Tal Cual

Previous articleGobierno Maduro aprueba 14 millones de euros para renovar escuelas
Next articleAprende como evitar estafas y otros delitos en redes sociales

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here