Home Nacional

Votar 5 veces SÍ en el referendo nos llevará a un conflicto armado, reafirma Rocío San Miguel

507

«Se ha planteado con soberbia, sin mecanismos de control constitucional a través de preguntas que podrían traer un peligro mayor al país. El Gobierno lleva al país a un callejón sin salida, contestar afirmativamente SÍ va a conducir a los venezolanos a un conflicto armado, porque después de contestar SÍ a todo lo que queda expresado en esa consulta, la única manera de salvar la fuente de orgullo nacional es ir a la guerra que parece ser lo que quiere el Gobierno», dice

Caracas / Foto Portada: Cortesía La Gran Aldea.- Será este domingo 3 de diciembre, cuando se llevará a cabo el «Referendo Consultivo en Defensa del Territorio de la Guayana Esequiba», la última estrategia del Gobierno de Nicolás Maduro para «unir» a los venezolanos en torno a una disputa que lleva más de 188 años. La maquinaria roja se activó durante las últimas semanas con fuerza, conciertos, foros, mítines, marchas y por supuesto, declaraciones subidas de tono para «motivar» la participación en la consulta. El oficialismo llama a votar 5 veces SÍ, lo que podría traducirse en un inminente peligro para los venezolanos. Así lo advirtió la abogada y presidente de la ONG Control Ciudadano, Rocío San Miguel.

Hace unas horas, tuvo lugar en varios estados el cierre de campaña de la consulta que ha aglutinado el apoyo de diversos sectores, pero también ha generado alarmas por las consecuencias de su aplicación. Guyana ha solicitado ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) medidas provisionales para frenar el referendo, y la decisión de la máxima corte se conocerá este viernes 1 de diciembre. El chavismo ha dicho que ignorará su mandato, en caso de que falle a favor de Guyana, porque no reconoce su jurisdicción.

El conflicto sobre El Esequibo no es tema fácil, hace falta más que escuchar un discurso político para entenderlo, y de esto justamente se ha aprovechado Nicolás Maduro para «pretender arrear a los venezolanos, sin debate, sin explicación a unas respuestas que le favorecen en su objetivo de permanecer en el poder», dijo San Miguel en entrevista concedida a El Cooperante.

Expuso la forma en la que el venezolano debe votar para no darle a Nicolás Maduro un «cheque en blanco» que use a su conveniencia en el momento que más le favorezca, y le ayude en su objetivo de permanecer en el poder como sea. En este sentido, San Miguel aseguró tajantemente que no tiene dudas de que, Maduro podría usar este referendo para ordenar un conflicto armado con Guyana, declarar Estado de Excepción y obstaculizar las presidenciales en 2024.

Usted ha dicho que los venezolanos debemos votar en el referendo, pese al manejo comunicacional que le ha dado Nicolás Maduro. ¿Por qué?

Para mí, la abstención no es una opción y por ese motivo he tratado de proponer que una respuesta inteligente, responsable, ciudadana en torno a este referendo constitucional que plantea muchos problemas políticos, jurídicos y constitucionales. He dicho que, se debe responder SÍ, SÍ, NO, NO y NO, para no seguir cayendo en la abstención y ser enfáticos en una respuesta contundente que evite darle un cheque en blanco al Gobierno venezolano que pueda llevarnos a la guerra sin necesidad, más cuando este es un asunto que perfectamente se puede dirimir en la CIJ.

¿Qué le dice a quienes no quieren votar?

Que el voto protege a los venezolanos de la posibilidad de tener una nueva lista Tascón que nos divida entre patriotas y traidores a la patria. El voto es una cobertura poderosa para evitar una nueva lista Tascón.

¿Por qué votar en unas SÍ y en otras NO, y no cinco veces SÍ como ha pedido el chavismo?

La pregunta 1 y 2 deben contestarse SÍ y SÍ porque residen en aspectos que ya están en el artículo 10 de la constitución, ninguna de las dos pasan un test constitucional y al contestar NO, los venezolanos estarían violando el artículo 10 de la carta magna.

En cuanto a la pregunta 3, esta debe responderse NO porque abandonar el caso en la CIJ es un error histórico, la CIJ es el escenario para presentar nuestras pruebas, alegatos, títulos históricos. Debemos responder contundentemente NO porque debemos permanecer en la CIJ.

Lo mismo con las preguntas 4 y 5 que, tampoco pasan un test constitucional porque son abiertas y darían un cheque en blanco al Gobierno para que «haga otros planes y otros medios». Responder SÍ a estas dos preguntas podría significar ir a la guerra. Por eso yo voy a votar de esta forma porque el Gobierno no se va a arropar con mi voto para terminar haciendo lo que quiera y cuando le convenga.

Si estas preguntas pasaron por una comisión especial de la Asamblea Nacional, de diputados y especialistas y fue remitida al Consejo Nacional Electoral, ¿Por qué cree usted que están elaboradas de forma que puedan significar un mal tan grande para el país, como sería ir a una guerra?

El planteamiento del referendo es el clásico proceder que ha caracterizado al Gobierno en el modo de conducir la participación ciudadana, pretendiendo arrear a los venezolanos sin debate, sin explicación a unas respuestas que le favorecen en su objetivo de permanecer en el poder.

Pueden ser muchas razones las que hayan llevado al Gobierno a este referendo, se maneja que puede haber sido para monopolizar la opinión pública, aprovechar el sesgo comunicacional para invisibilizar otros temas como el éxito de la Primaria, ignorar la crisis económica profunda, el declive en la propia impopularidad de Maduro…

«El Esequibo es nuestro» es un lema que une a los venezolanos, pero el problema es que se ha planteado con soberbia, sin mecanismos de control constitucional a través de preguntas que podrían traer un peligro mayor al país. El Gobierno lleva al país a un callejón sin salida, contestar afirmativamente SÍ va a conducir a los venezolanos a un conflicto armado, porque después de contestar SÍ a todo lo que queda expresado en esa consulta, la única manera de salvar la fuente de orgullo nacional es ir a la guerra que parece ser lo que quiere el Gobierno.

Mientras tanto, vemos cómo el presidente de Guyana, Irfaan Ali, ha ejercido la plena soberanía con las Fuerzas Armadas y aquí en Venezuela, el Gobierno pregunta de forma muy mal elaborada un referendo. Hemos insistido en que este conflicto debe llevarse ante la Corte Internacional de Justicia.

¿Cómo evalúa la posición de Guyana?

Es inexplicable para los venezolanos que en dos años que lleva el proceso en la CIJ, el Gobierno no haya pedido medidas provisionales para que Guyana saque a sus Fuerzas Armadas del territorio en reclamación, y suspenda la concesión de explotaciones terrestres y marinas en El Esequibo.

Pero también hay otras interrogantes: no se sabe con cuántos votos puede considerar el Gobierno que tuvo éxito este referendo porque hay una multiplicidad de respuestas, sobre bajo cuál patrón electoral si hay más de cinco millones de venezolanos en el exterior que no pueden votar.

Si el triunfo se exhibe el día lunes podríamos entrar a un proceso de reforma constitucional con las implicaciones sumamente graves que esto significaría por la famosa anexion del estado Esequibo en la nueva constitución. Esta es una compuerta y una grieta absolutamente peligrosa porque podría aumentar sus aspiraciones de poder con mecanismos autoritarios.

Este fin de semana, la FANB anunció que inició los trabajos para construir una escuela, dos canchas y un ambulatorio en Anacoco. ¿Esto está muy lejos del Esequibo? Cuál es la finalidad de esto?

Yo creo que se cometen errores por parte de estos funcionarios, esto ratifica la ausencia de estrategia por parte del Gobierno. Anunciar una cancha en Anacoco equivale a construir una cancha en el estado Sucre. ¿Qué tiene que ver esto con la defensa del Esequibo? Nada. Aquí se está poniendo en evidencia las costuras de la utilización perversa del referendo con fines para permanecer en el poder por parte del Gobierno.

Este viernes 1 de diciembre, se conocerá la decisión de la CIJ tras la solicitud que hizo Guyana de frenar el referendo. ¿Cuál cree usted que será la respuesta de la corte, y qué consecuencias traerá este hecho?

Pienso que la Corte no se arriesgará políticamente a pedir a un país que suspenda un referendo que, en todo caso tiene efectos internos. Es probable que la CIJ haga un llamamiento para que cesen, tanto Venezuela como Guyana en todas las actividades que agraven las disputas y que se centren en el proceso de la CIJ.

Durante los últimos años la oposición ha optado por llamar a la abstención, y pese a que durante los últimos meses retomo la vía electoral, la PUD apelo al libre albedrío de los venezolanos para mirar el referendo, ¿Qué opinión le merece?

Creo que políticamente la oposición podría haber aprovechado el referendo para la vigilancia de la integridad del sistema electoral porque viene una ruta de elecciones en 2024 y 2025. Esta era una oportunidad en torno a un tema nacional, para hacer campaña llamando a votar SÍ, SÍ, NO, NO y NO. Para tener permanencia de la vigilancia del sistema electoral, de los testigos, los costos y gastos, sobre miembros de mesa, así como la veeduría en los centros de votación, la apertura del Registro Electoral en el exterior. Todos estos son temas muy potentes que debió haber usado la oposición y haber llamado a votar de manera informada.

¿Cómo podría influir los resultados del 3 de diciembre en el lapso en el que Venezuela deberá entregar lo requerido ante la CIJ en abril de 2024?

El referendo consultivo no influye en lapsos de la CIJ, el 8 de abril es la fecha para la contramemoria, se desconoce si Venezuela no se va a presentar. Ojalá retorne la racionalidad, que ocurra un milagro que respondamos NO a la tercera pregunta y de aquí a marzo, presentemos una robusta contramemoria en la que participen expertos en seguridad, historia, diplomáticos, políticos sin importar su tendencia, para presentar todos los alegatos de que el territorio Esequibo es nuestro.

¿Existe la posibilidad real de que Maduro ordene una operación militar para atentar contra Guyana?

Si claro, puede hacerlo y creemos que Maduro, al verse amenazado en su permanencia en el poder, ya sea porque la oposición esté unida y todos los venezolanos quieran votar masivamente en las presidenciales para sacarlo del poder, podría activar el botón del conflicto armado. Esto puede comenzar con un incidente fronterizo y rápidamente escalar en situaciones lamentables para el país.

La invitación es que pensamos en que ya se ha hecho suficiente daño al país, hay una crisis humanitaria compleja, tenemos el peor salario del mundo, estamos en una situación dramática social y económica; y si Venezuela va a una guerra tendrá que perder mucho antes que ganar. Recoger a sus muertos y velarlos.

A los empresarios les digo que, declarado un Estado de Excepción, sus empresas pueden ser confiscadas para la defensa nacional. Aquí todos perdemos, sobre todo cuando existe la posibilidad de dirimir el conflicto en la CIJ por medios jurídicos. Debemos evitar por todos los medios que esto ocurra. Pero no me cabe la menor duda de que Maduro puede activar la posibilidad de ordenar un conflicto armado con Guyana, para impedir su salida del poder.

Previous articleServicios públicos de calidad en Venezuela ¿es posible la privatización?
Next articleAnacoco, la isla que ganó Venezuela en disputa con Guyana | por Luis Alberto Perozo Padua