Home Economía

SumaHeres: Gobierno de Maduro se burla de los empleados de la administración pública

165

Los docentes del estado Bolívar, siguen con el descontento del salario que tienen como empleados de la administración pública,  así lo manifestó la profesora Camelia Guerrero, secretaria general de SumaHeres, filial de FetraSined

La secretaria general de SumaHeres expresó «SumaHeres exige que se acate la Constitución y el salario mínimo sea igual como lo establece el artículo 91 de la carta magna, que señala que todo trabajador tiene derecho a un salario suficiente, que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su grupo familiar las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales».

«El Estado debe garantizar pagar un salario mínimo vital que sea ajustado cada año, tomando como referencia el costo de la canasta básica», recalcó  la profesora Guerrero, quien  junto al equipo de SumaHeres y todos los sindicatos de educadores han estado siempre en la defensa de los trabajadores y la lucha por mejoras colectivas.

Hizo enfasis que «de acuerdo a la política diseñada por el Gobierno Nacional, de negar incrementos salariales a los trabajadores del país y especialmente a los docentes, que nos encontramos discutiendo la convención colectiva, la cual no se ha podido firmar, ya que el Ejecutivo Nacional manifiesta que no tiene recursos para honrarla. Por tal motivo, la CTV plantea en la mesa tripartita que el salario mínimo tuviera un monto inicial de 200 dólares, que no fue el caso con el supuesto incremento que se dio el día del trabajador»

Una burla total

«Los trabajadores del Magisterio Venezolano nos sentimos burlados por el Gobierno Nacional,  cuando decidieron desaparecer el salario mínimo a los trabajadores con el monto decidido desde marzo del 2022 de 130 bolívares, que equivalen a 3.5 dolares mensuales, lo cual conculca el derecho de los trabajadores a percibir el bono vacacional y el ajuste salarial en mejores condiciones que en los dos últimos años, lo que incide negativamente en las prestaciones sociales de los docentes al momento de su jubilación», dijo la profesora Guerrero. 

Por el incumplimiento del patrono, en este caso el Estado Venezolano, «Los educadores nacionales, estadales y municipales estamos evaluando la situación,  para seguir impulsando nuestros reclamos laborales a través de las asambleas generales. El Gobierno Nacional incrementó el bono de guerra como único mecanismo de ingreso del trabajador, pero como es sabido para todos los trabajadores, bono no es salario. Es por ello que el Magisterio rechaza la bonificación del salario», manifestó la secretaria general de SumaHeres.

Para finalizar, agregó que «Los trabajadores en la educación, por bonificación y mística, nos dedicamos a la formación integral del ciudadano,  y nos requerimos tener otros empleos, y por lo tanto exigimos un salario vital que nos permita vivir con dignidad. El Gobierno Nacional ha propiciado una política hambreadora y exterminadora de los beneficios y reivindicaciones de los trabajadores». CNP 19.403. SNTP 8.344.

Previous articleA la atención del Dr. Edmundo González Urrutia | Por Celestino Aponte
Next articleComando de campaña de Nicolás Maduro profundiza las grietas de la pugna interna en la revolución bolivariana