Home Más Noticias

Opinión | La venganza del mamón

691
LA VENGANZA DEL MAMÓN 

Un día martes 2 de julio
Se desató un ventarrón
Por todita Venezuela
Con enorme chaparrón.
Lo anunció el Observatorio:
Cuidado con el ciclón!
Por allá en Cumanacoa
Les llegó la inundación,
El viento movía los árboles
Como bailando un cumbión.
Andaba de casa en casa
La pérfida comisión
Con el tal uno por diez
De Maduro el gigantón:
La Mona Delcy Rodríguez
Con un ministro adulón,
Un alcalde jalabolas
Y el propio gobernador,
Metiéndole embuste al pueblo,
Que si la revolución
Ahora sí les va cumplir
Lo que Chávez ofreció
Pero a Nicolás Maduro
De pronto se le olvidó.

Se paseaban por las calles en aquel camionetón
Mientras se movían los árboles,
Esa vaina era un ciclón.
De repente aquel coñazo
En Cumanacoa se oyó,
En menos de un dos por tres
Se cayó un palo e mamón.
Le cayó a la camioneta
Pero a ninguno mató.
Al hospital del pueblito
Los llevaron con dolor:
A la vicepresidenta,
Al ministro lambiscón,
Al alcalde jalabolas
Y al propio gobernador.
Pero ni una inyectadora
Ni un calmante Pal dolor,
Como tos los hospitales
En esta revolución.
Al ver aquella tragedia
Dijo un viejo pescador:
Siempre le llega su sábado
A cada puerco capón.
Los llevan a Cumaná,
Seria era la situación.
Los metieron a un clínica
Pa que los viera un doctor.
Murmuraba una enfermera
Que estaba en la recepción:
Ahora se darán cuenta,
Hijos de la corrupción
Lo que sufren los pendejos
Sin remedios ni doctor.

Desde el martes 2 de julio
Fue declarado El Mamón
Como el Árbol Nacional
Para la nueva Nación
Que nacerá este 28
Con el potente ciclón
De votos por Don Edmundo
Y la recia oposición,
Gracias a María Corina
Llega la liberación.

Parece una coincidencia
O serán cosas de Dios
De que allá en Corozopando
A la sombra de un mamón
Trabajan las tres mujeres
Que el SENIAT les clausuró
El negocio de empanadas
Sólo porque allí comió
La bella María Corina
Con toda su comisión.

Por eso en Cumanacoa
Les ha cobrado un mamón
Por andar talando árboles
Con esa artera intención
De obstaculizar las vías
Donde va la oposición.
Y que lo sepan, Maduro
Y su séquito ladrón:
NO ES IGUAL MAMÓN DE PEPA
QUE UNA PEPA DE MAMÓN.

Por HELMA MANTÓN DEPEPPA
Previous articleUna peligrosa carrera por el Tapón del Darién | por Luis Alberto Perozo Padua
Next articleCon sesión especial conmemoran 62 aniversario de la Contraloría Municipal de Angostura del Orinoco