Home Más Noticias

Gran alianza nacional | por Américo De Grazia

370

«Si te enfrentas al miedo sin titubear, lo reduces a la mitad»
Winston Chulchill

Upata 27 Noviembre del 2023

Américo De Grazia

¿Alianza con quién?, ¿cuándo, cómo, dónde, porqué y para qué?. Con los mejores sería lo ideal, con los necesarios es indispensable; para que no se repita el fenómeno ocurrido en  Angostura de Cd Piar, Edo Bolívar, el único municipio, de las  335 alcaldías del país, donde perdió MCM en las primarias; porque la soberbia arrogante de la dirigencia local de VENTE, rechazó el respaldo del bugomaestre demócrata a la candidata; entonces este, inclino el péndulo electoral hacia otro candidato. Sres, la arrogancia en política, es mala consejera. Es hora de montar a los 4 gobernadores y los 166 alcaldes opositores en el tren de la alianza. Es pertinente validarlos a excluirlos. Es mejor tener a Rosales en el Zulia pichando para el equipo de MCM, que en la acera del frente.

¿Cuándo? Ayer. ¿Cómo? Dialogando, conversando, acordando, protocolizando metodologías incluyentes. Están previstas mega elecciones ejecutivas de presidente, gobernadores y alcaldes; de manera que las primarias y no el dedo, es lo democráticamente correcto, transparente y sano para blindar el éxito y la victoria presidencial.
Si nadie sabe explicar cómo se materilaza la alianza, esta no es instrumentable. Si no hay capacidad de negociación entre nosotros, dudo que sea posible con los otros; especialmente en un país fracturado y fallido.

¿Dónde? dentro y fuera de Venezuela, con los venezolanos y los aliados de nuestro pueblo que operan en distintos y contrapuestos escenarios. Con los del exilio y los del insilio. Con los países que mantienen sanciones a los tiranos, así como organizaciones internacionales que adelantan acciones contra el narcoregimen en la CPI, la ONU, la OEA,  la OIT y UE. La Gran Alianza Nacional, debe darle conducción a la mesa de negociación en Barbados. Convertir esa alianza en una tarjeta electoral de unidad en la que los venezolanos podamos expresar de modo inequivoco nuestro voto «entubado».

¿Porqué? Porque Maduro y su régimen están en el peor momento electoral de su historia. Porque no tienen votos, pero tienen poder factico. Porque la alianza no puede ser un discurso envasado al vacío. Ni seguir atando perros con salchichas. Porque llegó la hora de privilegiar la estrategia de salir de Maduro y no de cómo quedó yo ahí. De hecho, el riesgo está en la demora. Porque el camino de la abstencion está cancelado. Porque no solo es pertinente tener «plan b», sino el abecedario completo. Porque una cosa es andar con maleta y otra con muleta. Porque no estamos peleando contra los comediantes del chavo del 8, sino contra los criminales de la 5ta de Chavez.

¿Para qué? Para cambiar de modelo, para sustituir el totalitarismo por democracia, el militarismo por civilismo, el centralismo por la descentralizacion, el populismo por el trabajo decente. El caos por la eficiencia. La contaminación por sustentabilidad ecológica. El extrativismo por la productividad rentable. La corrupción por la transparencia, la impunidad por la justicia y el Estado empresario monopolizador por la diversidad económica, libre y enmancipadora.

ADVERTENCIA: se ha determinado que la abstencion navega en la inercia remados por el GPS del régimen de Maduro. OJO, en estos momentos los abstencionistas están atrapados en su propio agujero negro, prisioneros de su narrativa, «en dictadura no se vota», «tirano no sale con votos», «con ese CNE, no voto», «con maquinistas no voto», «con plan república no voto». Ese es el primer obstáculo y nudo georgiano, que debe resolver la alianza nacional, derrotar el abstencionista que se opone absurdamente a votar el 3D en el consultivo del Esequibo, exponiendo a nuestros potenciales electores a ser excluidos del REP para que luego no puedan votar por Maria Corina Machado. Hullen del escenario electoral del consultivo, sencillamente porque son prisioneros de su discurso y tienen miedo de picar el nudo que los ancla en el fondo de su propio mar de incertidumbres y  desconciertos inducidos por el oficialismo.

Basta de comíquitas  estos son tiempos que exigen conducción, no podemos ser inquilinos del silencio, ni oportunistas y menos aún enucos políticos. Apoyamos la Gran Alianza Nacional propuesta por la próxima presidenta Maria Corina Machado y ayudemos a construirla; la queja debe ir acompañada de propuestas. 

Previous articleEntrevista a Rocío San Miguel: No participar en el referendo es darle el poder a Maduro para que haga y deshaga
Next articleLa sociología de Talcott Parsons: Una teoría general de la sociedad | por José María Rodríguez, Ph.D.