Home Economía

Gobierno tampoco cumplió promesas a sidoristas tras protestas y huelga de hace un año

114

Un año después de llegar a un acuerdo previo para que sidoristas levantaran la protesta que se extendió por cinco días, se mantienen los problemas laborales en CVG y demás industrias de Guayana que dieron pie a esa gran huelga de trabajadores

Puerto Ordaz. Fue la noche del 13 de enero de 2023, luego de cinco días de protesta que iniciaron los sidoristas, cuando se levantó el cierre vehicular a la altura del portón principal de Sidor, en la vía que comunica a Ciudad Bolívar y Puerto Ordaz.

La protesta comenzó el 9 de enero solamente con trabajadores de Sidor, y luego se sumaron otras empresas de Guayana. No hubo convocatoria previa, mucho menos estaba liderada por algún sindicato o movimiento en particular. Después de muchos años, se vio como el resurgir de las protestas laborales en Ciudad Guayana. Cientos de trabajadores sidoristas salieron a protestar en reclamo de sus beneficios laborales.

Se trata de un reclamo que se mantiene desde 2018 cuando, luego de la reconversión monetaria, se impuso el tabulador de la Onapre como guía para los sueldos y salarios de todos los trabajadores y jubilados de la administración pública, e incumpliendo con las cláusulas establecidas en cada uno de los contratos colectivos.

Pero así como pasó en 2018, que las detenciones a trabajadores apagaron las protestas de calle, así se hizo con la de 2023. Durante esos cinco días de protestas detuvieron a 18 trabajadores de Sidor y Bauxilum. Entre ellos hubo quienes ni siquiera participaron en la protesta.

Alcabalas policiales y militares impedían llegar hasta el sitio de la protesta con el fin de no permitir el traslado de alimentos e hidratación. Algunos pasaron por trochas.

Detenciones para el chantaje

La detención de esos trabajadores fue la presión que incidió en que ese 13 de enero, una comisión de trabajadores de diferentes empresas accediera a reunirse en el hangar de la Gobernación con presidentes de las industrias y el gobernador Ángel Marcano, aunque no tiene ninguna facultad para decidir sobre la CVG y sus empresas.

Uno de los acuerdos fue la liberación de los trabajadores. Pero lo que en realidad hubo fueron excarcelaciones. Esa misma noche comenzaron con algunos sidoristas, y al día siguiente con el resto. Las excarcelaciones se dieron bajo régimen de presentación cada 30 días. Les imputaron el delito de obstrucción de la vía pública.

Las mesas que no se dieron

Entre los puntos acordados también estuvo la liberación de las unidades de autobuses que se usaron en la protesta, la liberación de los detenidos, que no se despida a ningún trabajador y cese la persecución, levantar el paro y despejar la vía, además de iniciar una mesa de trabajo.

Sobre ese último punto, así como comenzó, murió. El 24 de enero, trabajadores de Alcasa denunciaron que fueron plantados. Ese día les correspondía la instalación de su mesa de diálogo. Lo mismo denunciaron trabajadores de Ferrominera, a quienes les correspondía el encuentro dos días después.

Se dejaron engañar. Eso se sabía, que no iban a cumplir. Levantaron la protesta y la calle se volvió a apagar. Las empresas siguen igual sin producir. Los trabajadores ganamos una miseria, no se cumple el contrato colectivo, estamos peor”, dijo un trabajador de Sidor que resguardó su identidad.

Cuestionó, además, que se llegara a un acuerdo sin que la comisión que asistió consultara con el resto de los trabajadores.

“En este Gobierno no hay que creer (…) no están dispuestos a ceder espacios. Los trabajadores estamos en la calle reclamando las reivindicaciones que este mal llamado Gobierno nos quitó”, expresó Fernando Serrano, trabajador de Venalum, durante la protesta nacional de este 9 de enero.

Detractores del madurismo

Las protestas de trabajadores también las reconoce un ala del oficialismo, y ello también le ha costado represalias. Se trata del Frente Nacional de Lucha de la Clase Trabajadora y el Partido Comunista de Venezuela (PCV).

“Nosotros estamos respaldando todas las acciones de los trabajadores, independientemente de sus corrientes sindicales, independientemente de su organización. Estamos respaldando la lucha de los trabajadores por un salario suficiente, como lo establece el artículo 91 de la Constitución. Estamos solicitando que el Gobierno Nacional derogue el memorándum 2792, que viola un derecho constitucional de los trabajadores a discutir sus convenciones colectivas”, manifestó Saúl Hurtado, coordinador en Bolívar de dicho frente, y dirigente del PCV en el estado.

Agregó que, además, respaldan estas acciones porque exigen que “se garantice otro derecho constitucional de los trabajadores, que es la elección de sus juntas directivas de los sindicatos que están vencidas desde hace muchos años. El Frente Nacional de Lucha de la Clase Trabajadora está pidiendo la libertad de los trabajadores que han sido detenidos por reclamar sus derechos laborales”. 

Hurtado también sostuvo que 2024 es “un año crucial para los venezolanos, para los trabajadores, de manera específica, habrá que coordinarse luchas para derrotar las políticas neoliberales y antitrabajadoras que desde el Gobierno Nacional, encabezado por Nicolás Maduro y la cúpula del PSUV, han desarrollado en detrimento de la clase obrera, en detrimento de los trabajadores de la ciudad y el campo de Venezuela”.

Cambio político

Para el dirigente político Andrés Velásquez, quien fue sidorista, la elección presidencial prevista para este 2024 “está íntimamente ligada a la protesta de los trabajadores. Porque yo creo que aquí se recuperó la sensatez y la claridad política. No hay fórmula alguna que pueda permitir mejorar condiciones laborales y condiciones de calidad de vida para los venezolanos, si no cambiamos de gobierno, si no cambiamos políticamente”. 

En paralelo con la protesta de sidoristas, en la misma fecha el gremio docente también estaba en las calles reclamando sus reivindicaciones. Aida González, secretaria general del Colegio de profesores en Bolívar, destacó que en 2023 hubo más de 3000 protestas en todo el país.

“Un docente no puede ganar 3.5 dólares de salario. Por eso hoy seguimos con las protestas y vamos a seguir con las visitas en las escuelas, conjuntamente con los representantes”, sostuvo González.

Destacó que en 2023 hubo más de 3000 protestas del gremio de maestros en todo el país.

Crónica Uno

Previous articleCaminar juntos, necesario y posible
Next articleEn 8 de cada 10 hogares venezolanos los ingresos no alcanzan para comprar alimentos