Home Más Noticias

Fuente de bendición y de gracias: 107 años de la creación en Ciudad Bolívar de la Congregación Siervas del Santísimo Sacramento de la América Latina

283

El 21 de noviembre de 1916 –Hace 107 años–, Sixto Sosa, Obispo de Claudiópolis y Administrador Apostólico de Guayana, emitió un decreto que indicaba: «Habiéndose establecido en esta ciudad, a petición de la Reverenda Madre Ángela, Superiora General de la Congregación de Siervas del Santísimo Sacramento de la América Latina, una casa de la misma Congregación, cuyo fin principal es dar culto de una manera especial a la Divina Majestad en exposición diaria y permanente, y deseando que la Adoración Perpetua establecida en nuestra Catedral, por Decreto del 4 de octubre de 1916, sea trasladada a la Capilla de las Siervas del Santísimo, hemos resuelto, entregarla a dicha Congregación.

Las Siervas serán en esta diócesis, de ahora en adelante, el alma de la Obra de la Adoración Perpetua…, y no dudamos que alcanzará prosperidad y vida exuberante, y no dudamos que las adoradoras que han venido sosteniendo hasta hoy la Adoración Perpetua, continuarán ayudando a las Siervas con el mismo fervor.

En 1914, el Pbro. Sixto Sosa, antes de venir a Ciudad Bolívar, a encargarse del gobierno de la diócesis, fue a Caracas para entrevistarse con el Delegado Apostólico. Y pasó a saludar al Arzobispo Juan Bautista Castro; “que lo conocía personalmente y lo recomendaba sin reservas”. El metropolitano, lo persuadió, para instalar: “en esta apartada ciudad del Orinoco, y asiento episcopal de la Diócesis de Guayana”, una casa de Siervas, y la Adoración Perpetua del Ssmo. Sacramento. Por vivencia y convicción, sabia Monseñor Castro que: “La Iglesia vive de la Eucaristía”.

Los inicios del Padre Sosa en Guayana, fueron complicados, y esos planes tuvieron que retrasarse hasta 1916 (Mons. Castro falleció el 7.8.1915). Y así, el 4 de octubre de ese año, el Obispo Sosa, estableció en la Catedral de Ciudad Bolívar, la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento, y nombró al Pbro. Francisco Rodríguez Fuentes, Director, y a la Srta. Isabel Hernández, Presidente. También, ese mismo día, el prelado, envió Letras Testimoniales a Roma, solicitando la agregación de ésta asociación a la Archicofradía de la Adoración Perpetua, establecida en Roma, para que todos los adoradores, alcancen las gracias e indulgencias concedidas por los Papas a sus asociados.

El decreto, antes señalado, termina con éste anuncio, que da título a este escrito: «El culto especial que recibirá entre nosotros el Santísimo Sacramento, será una fuente de bendiciones y de gracias para esta sociedad. Que Dios Nuestro Señor bendiga esta obra salvadora y sea para honra y gloria de Jesucristo en la Divina Eucaristía».

Ricardo Hospedales
Archivero Arquidiocesano
Ciudad Bolívar, 21.11.2023.

Previous articleArquidiócesis de Ciudad Bolívar avanza con celebraciones litúrgicas y Adoración Eucarística por Solemnidad de Cristo Rey
Next article8 categorías en competencia: IX Festival de Cine de Maracaibo del 27Nov al 1Dic 2023