Protestada su participación por los representantes del oficialismo, Carlos Vecchio se hace a un lado y su lugar en la nueva ronda de diálogos lo ocupará el recién excarcelado Freddy Guevara. El embajador de Guaidó en Estados Unidos advirtió además que no hay condiciones para unas elecciones justas y transparentes

Através de un comunicado este sábado Carlos Vecchio “oficializó” lo que se venía diciendo: protestada su participación en las reuniones concertadas en México, lo sustituye Freddy Guevara como representante del partido Voluntad Popular. Guevara, como se sabe, fue excarcelado el 15 de agosto tras un mes de encierro por acusaciones de “traición” y “terrorismo” y desde ese momento se especuló sobre su participación en la nueva ronda del diálogo entre representantes de la oposición y del gobierno de Nicolás Maduro.

En documento con membrete de la “Embajada de Venezuela en los Estados Unidos”, señaló Vecchio: “Mis acciones a favor de la libertad de Venezuela han molestado mucho al dictador, por eso, una vez más, como ya lo ha hecho en todos los procesos de negociación anteriores, ha pedido este veto para que no integre la delegación de la Plataforma Democrática Unitaria que asiste al proceso de negociación en México, al punto de paralizar el proceso”.

Y más adelante:

“Por ello, quiero dejar claro que no seremos nosotros la excusa que use la dictadura para eludir el camino que nos lleve a la solución real de esta crisis, ni mucho menos para la necesaria liberación de presos políticos. Nuestro país merece superar la tragedia humanitaria que sufre bajo la dictadura y no tener más nunca una lista de presos políticos, torturados, exiliados y desaparecidos. Antes que cualquier posición personal, están Venezuela y los venezolanos.

En este sentido, quiero comunicar que a partir de este momento el puesto correspondiente al partido Voluntad Popular en el proceso de negociación de México será ocupado por el Diputado Freddy Guevara, como parte de la Plataforma Democrática Unitaria. Conozco a Freddy desde hace muchos años y sus firmes convicciones democráticas. Asumirá este rol con determinación, con el objetivo de conseguir elecciones presidenciales justas, libres y transparentes; no espejismos de solución”.

El designado por Juan Guaidó como embajador del gobierno interino de Venezuela en Estados Unidos, aprovechó la ocasión para fijar posición en torno a las elecciones regionales: “El régimen conoce de nuestras firmes convicciones: no creemos en un espejismo de solución, sino en una solución real para poner fin a tanto dolor y sufrimiento. La solución real para Venezuela solo ocurrirá con el rescate de la democracia mediante elecciones presidenciales justas, libres y transparentes. Hoy no existen condiciones para ningún proceso electoral en Venezuela. Las “elecciones” a la medida de Maduro nos han traído a la crisis social, política y humanitaria de hoy”.

Y reiteró la propuesta de Guaidó como la única vía: “El Acuerdo de Salvación Nacional propuesto por el Presidente Interino Juan Guaidó busca esa solución real que todos deseamos y que yo apoyo con firmeza. Por eso, no tengo dudas de que debemos asumir el proceso de negociación de México con la firme intención de lograr, en el menor plazo de tiempo posible, una elección presidencial para que el pueblo venezolano pueda emprender la ardua tarea de la reconstrucción nacional. Ese es el camino que debemos impulsar”.

En su comunicado Vecchio se dirigió a los facilitadores: “Hago un llamado al Reino de Noruega: no permitan la continuidad de estos chantajes, no permitan que la dictadura se burle una vez más de los venezolanos. La credibilidad del Reino de Noruega también está en juego. Faciliten una solución real a la crisis. De persistir esa actitud, los facilitadores de la negociación en México difícilmente tendrá los resultados deseados y, lamentablemente, los venezolanos pagarán nuevamente las consecuencias. La solución real es de por sí más importante que el mecanismo de negociación”.

Democracia es la clave

El líder de la delegación de la Plataforma Unitaria de Venezuela, Gerardo Blyde, declaró este sábado, previo a la jornada de negociaciones en México que llegaron a este proceso en busca de una solución a la crisis humanitaria que se vive en el país. Además, dijo que también buscan construir el camino de regreso a las instituciones y a la democracia.

“Venimos a trabajar, para buscar acuerdos que alivien la grave crisis humanitaria que sufre el pueblo de Venezuela, cuyo único responsable es el régimen, que ha impuesto un modelo generador de miseria”, expresó Blyde a medios de comunicación en Ciudad de México: “Estos acuerdos buscan aliviar en alguna medida la crisis humanitaria, pero todos los venezolanos sabemos que no habrá solución permanente a nuestra profunda crisis económica mientras no haya democracia”.

Y esto significa “instituciones autónomas, respeto a los derechos humanos, regreso al orden constitucional, reglas claras de convivencia y que los venezolanos pueden elegir libremente su destino”.

Blyde advirtió que no llegaron a estos diálogos “a olvidar la historia, ni a redimir a los responsables, venimos a abrir respetuosamente, pero decididamente, un espacio donde se acuerde la necesidad de repensarnos como República”.

El exalcalde del municipio Baruta también pidió “abandonar la terquedad del modelo que solo ha traído hambre y miseria, que se desista de la agenda de aniquilación de la disidencia y, especialmente, que podamos devolverle al pueblo venezolano la voz que nos indique el camino que debemos transitar”.

El Estimulo Con información de EFE

Previous articleCon Biden se acaba el papel de EEUU como «policía del mundo»
Next articleKatherine Martínez: niños fallecidos que esperaban trasplantes estaban amparados por la CIDH