Home Nacional

Entrevista a María Corina Machado: Un acuerdo nacional debe incluir a chavistas

575

Mientras arrecian las amenazas y detenciones de colaboradores cercanos, María Corina Machado se mantiene firme en el activismo desde su partido Vente, desde donde busca un gran acuerdo nacional que sume a todos los sectores y trabaja por condiciones electorales justas para las presidenciales de 2024

Omar Lugo/El Estímulo

Corina Machado, líder del partido Vente Venezuela, electa el 22 de octubre como candidata unitaria de los principales partidos de oposición, recibe a El Estímulo en su pequeña oficina en la quinta Bejucal, en Chacao, Caracas, pocas horas después de que el régimen de Nicolás Maduro ordenara apresar a tres de los más cercanos colaboradores de esta empecinada mujer convertida en la referencia de un posible cambio políticos para millones de venezolanos.

En la calle de enfrente hay filas de carros, la mayoría visitantes y parte del equipo de trabajo de María Corina y de Vente, que se mantienen activos a pesar de las reales amenazas contra todos ellos. Por Bejucal han desfilado en las últimas horas representantes de partidos políticos, activistas de los Derechos Humanos, representantes de la Iglesia, de ONGs, que le han manifestado su respaldo en medio de una nueva ola represiva desde el chavismo.

Una de sus aliados cercanos, Roberto Abdul, director de la ONG Súmate (fundada por la propia María Corina hace 20 años) fue capturado el día anterior por la policía política Sebin. A tres colaboradores de la candidata se les pretende acusar de terrorismo, traición a la patria y lavado de criptoactivos, tipo de acusaciones recurrentes del régimen chavista contra sus adversarios cuando practica detenciones arbitrarias.

En Bejucal no hay corriente de la red pública, pues una cuadrilla de la compañía estatal de energía Corpoelec, «descaradamente vino, subió (a un poste) y cortó la luz», explica Machado. El ruido de fondo de una planta generadora de electricidad y el intenso calor por el apagón de los acondicionadores de aire sirven de marco a esta entrevista.

Una deriva impredecible

Las nuevas acciones del chavismo contra sus adversarios, la negativa de Maduro a cumplir de manera expedita puntos clave acuerdos firmados en Barbados con la oposición y con el gobierno de Estados Unidos para abrir una ruta electoral y permitir unas elecciones presidenciales libres y transparentes en 2024, ahora se solapan con un conflicto internacional en ciernes por el renovado reclamo territorial sobre el Esequibo, una vasta zona de 159.500 kilómetros cuadrados arrebatada por Reino Unido de manera írrita a Venezuela en 1899 y que es controlada por Guyana.

¿Estas detenciones son el comienzo de una escalada que puede empeorar, o hay factores de contención para evitar retrocesos tras avances como los alcanzados en el acuerdo de Barbados?

«Hay muchos factores que determinan hacia dónde evoluciona esto dentro de las propias estructuras del sistema, que sabemos queno esmonolítico ni jerárquico, sino más bienun sistema heterárquico donde confluyen diferentes grupos. Algunos creen que no hay nada, o no están dispuestos a hacer nada, para buscarningún tipo de entendimiento o transición. Y es la dinámica del perdedor radical que prefiere que se llevetodo por delante, se acaba todo, antes de quepueda haber una derrota final», asoma Machado.

«Hay sectores dentro del propio chavismo que son más pragmáticos, y que sí entienden que hay una pérdida, yo creo que irreversible, de la base social, así como una disminución significativa de la capacidad de represión y de control social del régimeny que ven claro que en un contexto electoral, incluso con alto control por parte de ellos, la derrota es inminente», agrega.

«Creo que hay matices, gente que tiene intereses personales, económicos y están de alguna manera conviviendo. Entonces ahí hay un equilibrio de fuerzas que creo que nadie puede anticipar qué va a ocurrir».

Pero, advierte, «esa no es la única variable».

«A mí me asombra cómo hay tantos análisis que ponen en juego a los actores externos, a los actores del régimen, pero (para ellos) la gente no existe. Y yo creo que si algo ha quedado claro es la evolución de todo lo que hemos vivido de enero hasta aquí es el poder y el valor que tiene el factor de la gente», dice.

La crisis política, económica y social de Venezuela se ha convertido en un problema internacional, especialmente para los demás países americanos a donde llegan miles de migrantes y refugiados venezolanos en busca de un futuro mejor. Pero esa ola migratoria provoca presiones ya insostenibes en la infraestructura y el mercado de trabajo en muchos países y se han convertido en tema de política interna por allá. Algunos presionan (especialmente Estados Unidos) por una negociación. En el pasado, aliados como la Unión Europea han insistido en que la fragmentada oposición necesita ponerse de acuerdo y analistas políticos destacan que la solución actualmente parece estar más bien afuera que por parte de los propios venezolanos.

¿La solución está más afuera que dentro, excepto por este movimiento que encabeza María Corina Machado?

“Este movimiento es la expresión de un país con todo lo que hemos vivido. Durante todo estos años y es producto de la experiencia, de los aciertos y errores que todos hemos tenido, que nos han ido forjando y preparando, no somos los mismos, somos mucho mejores, esto no es cualquier cosa, esto es monumental. Un país que estaba apagado, triste desmoralizado, descoordinado, a principios de año, se creó una dinámica que fue evolucionando en un momento para convertirse en esa fuerza avasallante que vimos el 22 de octubre. Eso sorprendió a todo el mundo, empezando por mí, que tiendo a ser la más optimista y con más altas expectativas, es algo inmenso, transversal» y en las zonas rurales y las zonas con mayor control social del chavismo eran donde había más votos, dice sobre la Primaria de la oposición para escoger a la candidata que debe enfrentar a Maduro en 2024.

¿Esa base chavista podría desplazarse hacia María Corina Machado aunque usted represente una tendencia diametralmente opuesta al chavismo?

«¿Tienes alguna duda después que viste los resultados del 22 de octubre?. Estamos hablando de más de dos millones y medio de personas, una base de electores que no es Vente, a pesar de la amenaza, de los obstáculos…que hayan salido más de dos millones y medio de personas y hayan sido esos los resultados…¿de dónde salen?»

¿No estamos hablando de derecha, de izquierda, sino de frente?

«Hacia arriba…es así, es tan bello lo que está pasando… El chavismo se propuso enfrentar y fragmentar a la sociedad, a todos: los de izquierda, derecha, blanco y negro, ricos y pobres, estey oeste, ahora los de afuera y los de dentro (del país) y nosotros hemos ido insurgiendo con esta fuerza que ha ido derribando esas divisiones, entendiendo dónde están las cosas que nos unen, y son cosas muy profundas».

«Por eso digo, cuando mides esto y lo evalúas con un filtro estrictamente electoral no entiendes esto, no entiendes nada…Pero estoes algo que va a las entrañas de la sociedad, es una lucha mucho más allá de lo electoral, es existencial y es espiritual….es la mamá que dice ‘yo quiero a mi hijo de vuelta y esta es la última oportunidad de traerlo, ode que no se me vaya el último que nos queda’…o los chamos que nos dicen ‘yo no me quiero ir, yo quiero que mis panas regresen’, o el abuelo que solo conoció a sus nietos por un aparato, un Whatsapp y lo quiere abrazar antes de morirse. Eso te lleva un nivel de hacer cosas, luminosos, sublimes».

En estas condiciones, ¿María Corina Machado es una candidata electoral o una líder capaz de unir a un país que demanda un cambio?

«Entiendo muy bien el mandato que recibí de las sociedad venezolana cuando dice vamos hasta el final es hasta el final. Y obviamente esto trasciende a un proceso electoral. Algunas personas dicen hay que ira un proceso electoral para derrotar a Maduro, yo digo que es al revés, hay que derrotar a Maduro para ir a un proceso electoral».

¿Y está derrotando al régimen?

«Estamos en eso, o ¿cómo crees que se puede calificar lo que pasó el 3 de diciembre? Que Guyana y el mundo no se equivoquen, que no malinterpreten lo que ocurrió el 3 de diciembre. El repudio al referendo es un repudio a Maduro. Lo convirtieron en algo de ellos contra ellos mismos y perdieron, pero losvenezolanos están convencidos de que el Esequibo es nuestro. Ellos han ido cometiendo error tras error tras error y creo que están profundizando las contradicciones entre sus propios grupos y eso generaun repudio total».

Se refiere a lo que califica como fracaso del referendo por la poca participación verificada a lo largo de la jornada de consulta del 3 de diciembre en los centros electorales habilitados a lo largo y ancho del país (aunque el gobierno de Maduro afirma que la participación fue abrumadora, que superó los 10,4 millones de votos, una cifra ni sisquiera lograda nunca por Hugo Chávez en la cúpside de su gloria electoral).

Los testimonios mostraron ese día escasos votantes, pese a las presiones sobre los empleados públicos, sobre los que reciben las bolsas de comida repartidas por el gobierno bajo el sistema de racionamiento Clap, sobre militares, y jóvenes estudiantes para que acudieran a votar.

Machado por su parte contrasta esto con lo que ocurrió en la elección primaria, donde miles de personas fueron a votar de manera espontánea incluso bajo la lluvia y pese a las amenazas y presiones del régimen para que no salieran.

María Corina machado
María Corina Machado, en entrevista, poco después de los nuevos ataques del chavismo contra su equipo de colaboradores. Foto. Daniel Hernández/El Estímulo

Usted habla de su movimiento como algo existencial para el país, pero para el chavismo también esto esun proceso existencial porque permitirunas elecciones libres, democráticas,transparentes y verificables equivale a perder el poder y tener que entregarlo.

«El chavismo no esmonolítico, repito, en la base. Personalmente creo que esirreversible, la gente no olvida los años de hambre, la humillación, la separación de la familia, el saqueo de Pdvsa, cómo se robaron las prestaciones (sociales de los trabajadores), que haya dos días de pésima clase a los chamos a la semana; los hospitales saqueados…La gente no loolvida. Perdieron esa base…».

«Después (en el chavismo) hay un sector que dice: nosotros podemos tener vida después de la transición y reinventando un movimiento político con sus banderas, con su historia, pero en una plano democrático y saben que la deriva que esto está tomando al final se les va a revertir a ellos también…Están aislando sectores que van entendiendo que una transición ordenada, con unas garantías producto de una negociación seria, le puede convenir más y termina siendo un grupo muy reducido el que se niega a aceptar los términos de esta negociación»….

¿María Corina Machado está dispuesta a negociar y ceder algo?

“Por razones obvias no voy a elaborar, lo que sí le puedo garantizar al país es que yo tengodisposición absoluta de participar y llevar delante un proceso de negociación que derive en una transición ordenada en la cual no se sacrifique la justicia perose den los incentivos para que los actores claves faciliten el proceso».

¿No está radicalizada entonces?

«Siempre dije que para una negociación cuyo objetivo fuese mantener el estatus quo, para la quedada, no contaban conmigo….Lo que el país quiere es una negociación para una salida ordenada, es lo que le conviene a todos. Y en ese contexto aprovecho para agregarun elemento importante: le hemos planteado al país tres grandes líneas estratégicas: una gran alianza nacional, un aparato de integridad electoral y la alineación global».

Este último punto se refiere a que «todos los actores, dentro y fuera de Venezuela», no solamente los convencionales en los que siempre se piensa, como los gobiernos, los congresos, los agencias internacionales. Incluye también los»no convencionales» como los actores financieros, acreedores, inversionistas potenciales inversionistas, a los movimientos culturales y sociales que hay en Venezuela, a los medios de comunicación, y afuera a lo aliados históricos de Maduro y del chavismo, para «que le vean donde está el queso a la tostada», para alinearlos también a ellos en esta transición.

«Siempre el objetivo es Venezuela y los venezolanos, la gente de carne y hueso, los 30 millones que estamos aquí y los que están afuera».

«Esa es la absoluta prioridad, pero queremos alinear los intereses de los demás con el beneficio superior delvenezolano», dice al explicar que por ejemplo si los inversionistas o un país quieren petróleo venezolano o invertir en telecomunicaciones y turismo, esto estará condicionado a que primero haya un estado de derechoy respeto a la propiedad, que haya luz, carreteras, haya aeropuertos, donde haya gente capacitada queesas empresas puedan contratar.

Afirma que desde el 22 de octubre ha recibido muchas llamadas de empresas interesadas en Venezuela y que el país apareció en el radar de un gentío. «Pero todo el mundo sabe que primero tiene que salir el régimen», agrega.

Lo mismo ocurre en materia de seguridad hemisférica, dice.

«¿Quieres un país donde no haya migración?», porque gobiernos como los de Lula en Brasil, de Biden en Estados Unidos, López Obrador en México, Petro en Colombia, o Lula en Brasil tienen presión migratoria… «Eso sólo va a detenerse cuando salga Maduro porque a fin de cuentas ¿por qué se va la gente?».

«¡Por qué no ve futuro! y una mama que dice: ‘mis carricitos están condenados al hambre y a la ignorancia, ¿sabes qué?… yo arriesgo mi vida, por dónde es que me tengo que cruzar, pero yo voy a salvar a mis niños de este destino. Pero si esa mamá dice: ‘ya va, aquí viene un cambio real pronto y esta desgracia de sistema educativo lo vamos a convertir en el mejor sistema educativo del planeta, porque ese es mi compromiso, la mamá dice ‘ya va… no me voy, me quedo aquí luchando porque mis hijos tienen un futuro’, y más bien los que se han ido van a volver. Esa es la alineación global».

Menciona su plan de desarrollo, que llama de estabilización expansiva de la economía.

«Vamos a poner orden en las cuentas macro económicas porque aquí nadie sabe nada», dice, sobre la «caja negra» del Estado donde no se sabe cuánto petróleo se vende, cuantas son las reservas del Banco Central. «Los únicos que sabemos cuánto es la inflación somos las amas de casa».

¿En los próximos mesesestaría dispuesta reuniré con figuras del chavismo en público y dar señales de una transición, una negociación en este sentido?

«Yo he hablado con figuras del chavismo, en público no. Cada cosa en su momento. Cada cosa llega en su momento, pero estamos en un momento donde están reacomodando y recalculando la situación después de dos derrotas monumentales que ha tenido este sistema», dijo sobre las primarias y el referendo.

Por hay un recrudecimiento de la represión que va en contra de los avances…lo que está pasando con estas personas de su entorno cercano está dirigido a María Corina, indirectamente…

«Yo digo que está dirigido a todos los venezolanos, obviamente producto del mandato queyo recibí, pero no es solo contra María Corina…esto es contra la sociedad venezolana que está decidida a avanzar por un proceso complejo lleno de riesgos…Aquí nadie se chupa el dedo…Esto no es un proceso electoral en un contexto democrático…Esto está lleno de barreras y hay que ir superándolas una a una, con muchísima convicción, trabajo, disciplina e inteligencia, con amor porque esto, esta lucha, implica una gran entrega».

«Desde luego lo que ocurre en las últimas horas es una situación enormemente alarmante que amerita acciones de todos los actores dentro yfuera del país, ahora, ¿el régimen decidirá desconocer todo lo que han logrado hasta ahora y desandar ese camino por su decisión? Es lo que tienen que decidir ellos».

«A nosotros no nos sacan de nuestro camino, nosotros vamos aun proceso electoral, unas elecciones presidenciales que establece la Constitución, sorteando todos los obstáculos, enfrentandotodos los riesgos…nos ponga los obstáculos y las amenazas que nos pongan», agrega.

El Esequibo y las elecciones

Algunos analistas asoman la posibilidad de que la escalada del conflicto con Guyana por el Esequibo desemboque en una declaración de emergencia nacional que termine por suspender las elecciones presidenciales de 2024, en medio de una zozobra mayor.

«Hay que tener mucho cuidado que esta escalada bélica se convierta en una excusa para salirse de la vía electoral una vez que se saben derrotados», dijo Machado al apelar a la sensatez, empezando por los miembros de las Fuerzas Armadas, que «con un Plan República desplegado el día de las elecciones vieron lo que pasó y nadie les metió cuentos».

¿Y la habilitación de María Corina para cuando?

En el marco de los acuerdos de Barbados se suponía habría una ruta electoral que implicase habilitar a los candidatos como María Corina Machado, inhabilitados por medidas administrativas del gobierno. Recientemente el Tribunal Supremo de Justicia abrió un plazo que supuestamente vence el 15 de diciembre para que los interesados presenten un recurso de amparo que será estudiado por una sala del propio TSJ.

María Corina Machado
María Corina Machado en su pequeña oficina en la sede de su partido Vente. Foto: Daniel Hernández/El Estímulo

¿Existe la posibilidad de que vaya en algún momento? ¿Cómo puede ir a las presidenciales si está inhabilitada y el gobierno no acepta que se inscriba en la carrera? ¿Cómo hacer esas negociaciones para habilitarla?

«Como hemos ido logrando todo esto», dijo al poner como ejemplo las primarias y su candidatura.

«Es una decisión de orden político, estrictamente político porque ahí ni hay delito, ni hay acto, ni ha procedimiento…no me han mandado ni una postalita, no hay nada, es un hecho político. ¿Cómo se va a resolver? políticamente, cada cosa a su momento…es lo que se esta negociando ahora».

Pero habilitar a María Corina Machado equivale a permitir su triunfo electoral, a una derrota segura del chavismo, al menos ahora, según todas las encuestas y estudios de opinión.

«No necesariamente. Hay muchas otras barreras que hay que derrotar», observa una prudente Machado.

Entre esas barreras menciona el sistema electoral, cómo quedó claro el domingo 3 de diciembre, cuando desnudaron al propios Consejo Nacional Electoral en un proceso en el que ni siquiera hubo actas del escrutinio.

Algunos analistas observan que eso también es deliberado, para desacreditar el CNE y transmitir el mensaje de que en unas elecciones presidenciales también el chavismo puede a inflarlos números y por lo tanto estimular la abstención, pues es el mismo CNE que hará las elecciones de 2024.

«Ese es el punto…si son las mismas condiciones con el mismo CNE, los mismos atropellos…obviamente no. Aquí hay decisionespolíticas que afectan a cada una de las condiciones de este proceso. ¿Cuál es el registro electoral? ¿Se van a inscribir losjóvenes? ¿Vas a permitir que voten los venezolanos en el exterior? Dónde están los centros de votación, donde están las auditorías? ¿La observaciones?, ¿se van a contar los votos o no se van a contar, ¿se vana publicar las actas o no se van a publicar las actas? Todo es parte de un procesode negociación política…obviamente la farsa del domingo no se la cree nadie».

Observa que la gente no es ingenua, no se chupa el dedo y que no se va a desmoralizar porque critiques al CNE, porque sabe quiénes son ellos. «Por eso es que insistí tanto en que tenían que ser unas primarias sin el CNE».

«Porque ahora es quetenemos que dar la lucha para crear los controles: para que no se roben la elección, pero tenemos un año por delante. Eso sí, hay que empezar a trabajar hoy. Eso le digo a cada uno de los venezolanos: ahora sí es verdad que nos necesitamos. Nosotros tenemos que montar una red, como nunca antes se ha hecho en Venezuela y en el mundo, y eso es mucha gente, mucha gente comprometida y clara, sin chuparse al dedo. Aquí nada está bien y aquí todo el mundo sabe lo que le corresponde hacery ya estamos trabajado y toda esta Navidad la estamos pasando convocando gente, armando los equipos, hemos revisadoqué funcionó, qué no funcionó» en la Primaria, para aplicar los correctivos.

A diferencia de otros casos de la historia venezolana, ¿significa que este no es un movimiento centrado en el mesianismo, en una sola persona que vendrá a resolverlo todo?

«No entiendo eso honestamente porque cuando recibes un mandato tienes una responsabilidad y no lo puedo diluir diciendo no soy yo…Yo asumo mi responsabilidad frente al país, no la voy aevadir. Pero tengo clarísimo quelo que viene por delante con el gran acuerdo nacional es convocar a venezolanos de todos los sectores que pensamos distinto».

«¡Por su puesto!», dice cuando se le pregunta si eso incluye a chavistas.

«¿Sabes cuántos chavistas votaron para que yo ganara?»… dice al comentar que hasta lideres locales de los sistemas de control chavistas en los barrios votaron por ella y se han acercado físicamente para expresarle su apoyo.

«Se me acercan y me apurruñan, y entiendo todo. Hemos vivido momentosmuy extremos en nuestra vida y hubo gente que se ilusionó (con el chavismo) y ahí es donde está la  decepción mayor. Claro, a muchas de estas personas les han creado una imagen de que yo soy un monstruo, una especie de Savoranola criolla que vengo a cortar cabezas», dice en referencia Girolamo Savoranola, un monje medieval fundamentalista.

María Corina Machado conversa con Omar Lugo
María Corina Machado, en entrevista con El Estímulo este 7 de diciembre de 2023. Foto: Daniel Hernández/El Estímulo

«Yo soy una mamá venezolana que quiere echarle bolas a mi país, que mis hijos regresen, que podamos salir juntos a la calle y celebrar juntos desde la Navidad hasta caernos a piñas en el (juego de béisbol) Caracas Magallanes. Pero quiero que mis hijos tengan un futuro seguro y luminoso en Venezuela y que cualquier carricito en Venezuela tenga la misma oportunidad de educarse como yo he podido educar a mis hijos…Eso es lo que yo quiero para este país porque me duele Venezuela, porque lo llevo en la sangre. Eso lo saben los venezolanos, ¿o es que crees que a estas altura del partido no me conocen?»

Dice que sigue siendo ella misma, «con mis errores, mañas, aciertos».

¿Más moderada de carácter?

«No lo sé. Sigo diciendo lo mismo que siempre he dicho, pensando lo mismo»

¿Es verdad que es soberbia?

«Yo me pregunto si hay cierta justicia (en esa crítica). Reconozco que soy terca, prefiero llamar a eso persistencia…. Y desde luego tengo muchísimas debilidades como todos. Pero hago un enorme esfuerzo todos los días por escuchar y me encomiendo a Dios todos los días y le pido a Diosy a mi papá que me den serenidad, templanza humildad, pero eso sí, firmeza, no ceder en aquello que es irrenunciable, nunca bajar la cabeza en materia de principios siempre aferrarme a la verdad».

«Vamos a seguir adelante nos ponga los obstáculos que nos pongan. Se equivocan si ellos creen que vamos a salir de este camino. Nosotros seguimos aquí convocando a todos los venezolanos a construir más fuerzas y abrirle las brazos a los que vienen y quieren formar parte de la nueva Venezuela».

¿Podría ser pragmática, para presentar una petición en el TSJ para esa habilitación?

«Lo que puedo decirles es queestén absolutamente seguros los venezolanos es que siemprevoy a decirles la verdad. Cualquier decisión que tome y aquella que nos lleve a lograr el mandato que es llegar hasta el final. Sin duda esto va estar lleno de retos, de tentaciones, de amenazas, de peligros», agrega al invocar la fuerza espiritual que los asiste.

«Porque tenemos una fuerza espiritual enorme y Dios está con nosotros», afirma.

Previous articleQuinto aniversario de Encuentro Ciudadano con fiesta de la unidad opositora y el respaldo a María Corina Machado
Next articleSolo 35% de los que tienen entre 3 y 5 años reciben educación: Preescolares entre tepuyes y minas, la odisea de estudiar en el paraíso