Home Más Noticias

De troPetro en Tropetro | por Claudio Zamora

140

El pasado dia miercoles la Junta Reestructuradora de la Sunacrip, la Superintendencia de Criptoactivos decidió desconectar el respirador artificial que mantenia con vida vegetal otra de las tantas iniciativas frustradas de este incapaz gobierno en materia de desarrollo economico.

Es interminable la lista de locas iniciativas que sin orden ni concierto ha acometido en su atropellada carrera el gobierno, tratando de encontrar el mantra sagrado que nos saque del profundo hueco fiscal creado por sus erradas politicas economicas. Desde medidas impositivas sin ningun impacto como el impuesto a las grandes transacciones, el aumento indiscriminado a los aranceles por operaciones inmobiliarias que obligó a utilizar medidas alternativas como documentos privados u otorgamiento de poderes para la trasmisión de la propiedad, el impuesto del 3% sobre las operaciones en divisas o criptomonedas, los lingoticos de oro que no paso de ser una vulgar estafa, porque se invitaba a la gente a ahorrar en oro y solo entregaban un certificado canjeable, conservando el BCV en sus bovedas el precioso metal, como cuando tu padrino que tenias tiempo sin ver te regalaba un billete y le correspondia a tu mamá guardarlo en su cartera, pasaba a la columna del pasivo de tus finanzas.

Hace aproximadamente seis años Maduro lanza su criptomoneda como una forma de eludir las sanciones financieras de los Estados Unidos, el mismo se correspondia con el valor del barril de petroleo en esos momentos en 60$ y se presumia respaldado por las inmensas reservas de hidrocarburos del pais. Ante la falta de confianza en la criptomneda la misma quedó reservada como unidad de cuenta y sirvió en un principio para la imposición de multas y el pago de aranceles en la administración pública.

Tambien para el deposito de los subsidios y ayudas del gobierno con el sistema Patria, era tan duro el canje de las mismas que exisitia toda una mafia de canjes donde el tenedor debia perder gran parte del valor para lograr convertirlas en dinero circulante, pero la estocada final se la dio el otrora superministro Tareck Aissami quien en mayo pasado fue protagonista de uno de los mayores escandalos de corrupción del pais, aunque no el unico, en el cual se encontraban tambien involucrados PDVSA y responsables del SUNACRIP entre ellos su presidente Joselit Ramirez y el jefe de mineria digital Rajiv Mosqueda.

Según encuestas publicadas por la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Comercio y Desarrollo el porcentaje de venezolanos con manejo de criptos es de 10.3% más alto que el 8.3% de los Estadounidenses o el 5% de los Britanicos, cifra artificial por la sencilla razón que el principal banco público del pais que posee más de la mitad de las cuentas en casi 15 millones y en la cual se encuentran depositados el 54% de los fondos, con el monopolio de las cuentas de ayudas gubernamentales abrian obligatoriamente a los usuarios una cuenta paralela en la criptomoneda y depositaban en la misma para obligarlos a movilizarla y darle movilidad a su invento paraplejico.

Asi es que esos porcentajes de criptousuarios no es más que otra de las cifras infladas por un gobierno especialista en el tema que aplica en elecciones y referendos. La cuestión es que la muerte de el Petro pasó sin ninguna ceremonia funebre ni pesames conpungidos, como la cadena de fracasos oficiales se les aplica la ley del silencio y la indeferencia buscando que la gente se olvide del tropiezo y puedan fabricar algún otro show que ocupe la atención pública.

Ya las escaramuzas con Guyana no despertaron el fanatismo esperado, se dieron cuenta que amigos jurados de Venezuela tienen intereses en sus recursos como Brasil y China, y que lo mejor era enfriar el conflicto y esperar un nuevo invento de su desgastado y depreciado laboratorio. ¿En tanto, quien responde de los daños causados a la nación solo en la reprogramación de todos los sistemas de pagos de la administración para eliminar ese invento que no llegó ni a nivel de virus?. Seguiremos conversando. [email protected]

Previous articleONU DERECHOS HUMANOS: Venezuela, el proyecto de ley sobre las ONG, un posible punto de no retorno en el cierre del espacio cívico
Next articleHéctor Sulbarán es el nuevo Director de Turismo de Fedeindustria Bolívar