María Alejandra Pasarella

Aunque los niveles de inundación no sean extraordinarios, al menos no, como los registrados en el año 2018, sin duda esta creciente entra en la lista de «históricas» y no se puede desestimar las afectaciones que ya está causando, sobre todo porque en esta etapa éstas afectaciones están más relacionadas a temas de salubridad.

En muchos de los sectores dónde ya comienzan a verse las agua del Orinoco, estás se unen a las aguas servidas a través de las tanquillas y llega a las casas a través de los inodoros.

No hace falta que el agua llegué a 18 metros para actuar, son múltiples los factores que deben ser atendidos. Cuáles son los albergues preparados para las familias que necesiten refugio? Cuáles son las medidas sanitarias tomadas para minimizar el impacto de la exposición de las aguas servidas? A todo esto hay que sumar la condición pandemia.

El Orinoco continúa subiendo y las condiciones climáticas indican que aún quedan algunos días de lluvias.

Reporte @mpasarella25

SOURCEMaría A Pasarella
Previous articleNegociación directa con EEUU y regreso de diplomáticos es el mayor interés de Maduro
Next articleEE.UU. le frena el trote a Maduro: «tiene que implicarse en discusiones sinceras con la oposición de su país y lograr solución negociada»