Home Más Noticias

Congreso democrático | por Américo De Grazia

182

«Nada, ni nadie, nos sacará de la ruta electoral».

Maria Corina Machado

Upata 29 de enero del 2024

Américo De Grazia

La contundente victoria electoral de Maria Corina Machado en las primaria, la firma del acuerdo de Barbados, la audaz presencia de la líder  venezolana en el TSJ, la oportuna frase que pronunciara de manera lapidaria al decir «… Nada, ni nadie, nos sacará de la ruta electoral»; desató los demonios del oficialismo, entrando en pánico, convocando la «furia madurista», expulsando a 33 oficiales de las FAN, secuestrando dirigentes sindicales y políticos; confiscando y registrando el partido VENTE en el CNE a disposición de un mercenario y ratificando sin previo juicio una sentencia de «inhabilitación», contra la candidata, desconociendo de modo factico lo avanzado en la mesa de negociación. Esta primera fase de la «operación furia», pretende desconcertar, desanimar y desalentar la ruta electoral como alternativa de cambio ante el caos. Esperan de los demócratas una reacción contraria al sendendero del voto; y las respuestas no se hicieron esperar; todos sin titubear, cerramos filas entorno a la líder de las primarias, la propia candidata acentúa insistir con el instrumento del voto, Washington dispuesto a presionar, la PUD respondió amurallada, Gerardo Blyde, nuestro coordinador de la mesa de negociación reaccionó con gallardía, el gobernador Rosales y Capriles no titubearon en su respaldo a MCM,  como debe ser. Lo que indica, otra contundente derrota para Maduro. Está maniobra le ha salido cara al régimen. Y nosotros, debemos aumentarle el costo político e institucional, en el terreno nacional e internacional. Todo parece indicar un adelanto de las elecciones, que sospecho serán anunciada el 4F, intentando jugar al «rindanse están rodeados»,  para ser celebrada antes del 4 de noviembre, fecha prevista para las elecciones en los EEUU. 

Ante este posible escenario la líder debe convocar un Congreso Democrático integrado por todos los partidos que la respalden, los precadidatos que compitieron con ella en las primarias, los gobernadores, alcaldes y parlamentarios demócratas de buena voluntad y la sociedad civil ganada para el propósito final. Este instrumento dio excelente resultados en el aglutinamiento de fuerza y esfuerzo en Sudáfrica con el Congreso Nacional Africano, en la India con el Congreso Nacional Indio y con los judíos pre Estado de Israel, con la Asamblea Nacional Judía. La otra tarea pendiente en agenda, es la tarjeta unitaria. Para evitar la dispersión de esfuerzo y recursos. 

La reconciliación nacional empieza por casa; el mejor antídoto contra las inhabilitaciones es la Unidad; en este momento necesitamos más democracia y menos caudillismo. Ante cualquier hecho sobrevenido sirva este congreso para validar y las primarias para legítimar. 

Unidad, movilización y organización; la unidad se visualiza en la tarjeta Unitaria, la movilización en el abrazar las causas que agitan las calles a diario y, la organización en el Congreso Democrático que aglutine las fuerzas.

Previous articleLa EMV: Un proyecto global de investigación social | por José María Rodríguez, Ph.D.
Next articleEl rey está desnudo | por Claudio Zamora