Home Nacional

Chavismo capotea con fechas y Maduro busca rivales para sus elecciones

111

El chavismo crea oponentes semidesconocidos para darle un barniz democrático a la votación

Daniel Lozano/elmundo.es

La revolución bolivariana reeditó ayer una nueva versión de la Mesa del Diálogo Nacional con la falsa oposición para allanar el camino a unas elecciones presidenciales amañadas de antemano. Conocida en su día como la «mesita» (por la escasa representatividad de sus componentes), sirvió en 2020 para llevar a cabo las elecciones parlamentarias, no reconocidas finalmente por buena parte de la comunidad internacional ni por la oposición democrática.

La «mesita» sí contó entonces con el aval y la presencia del canciller ruso, Serguéi Lavrov, y del expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

La Asamblea Nacional salida de ese proceso abrió ayer sus puertas, de par en par, para recibir a un grupo de precandidatos colaboracionistas, más o menos cercanos al poder bolivariano, quienes aceptaron la invitación del oficialismo para que propusieran su fecha favorita para la celebración de los comicios y aportaran sus condiciones en el «acto magnánimo» de Nicolás Maduro.

El líder evangélico Javier Bertucci, el hombre de Zapatero en Caracas, el antiguo compañero de cárcel de Leopoldo López, los diputados financiados por el magnate colombiano Alex Saab y distintos personajes semidesconocidos para los venezolanos se dieron la palabras uno a otros con todo tipo de propuestas. Lo más llamativo era que entre todos los presentes, si se incluyera a Nicolás Maduro, apenas superaban el 21% de los apoyos nacionales, según la encuesta realizada en enero por Polianalítica.

ESPERANZA

«Debemos asegurarnos de que estamos plenamente habilitados para no jugar con la esperanza del pueblo», recitó el obediente Bertucci, quien ya ejerció como candidato complaciente en las presidenciales de 2018 al frente de Esperanza por el Cambio.

Y, en cambio, quien lidera todas las encuestas y la única que pasó con el 92,6% de los votos unas elecciones primarias, no acudió a la cita. No estaba invitada ni era bienvenida. Tampoco lo hicieron los firmantes, junto al gobierno, del Acuerdo de Barbados. «Alerto sobre esta burda manipulación que reitera la violación del Acuerdo de Barbados», subrayó María Corina Machado. La candidata opositora volvió a recibir el respaldo de la oposición democrática, que a través de un comunicado de la Plataforma Unitaria calificó la reunión como improcedente y cuyo objetivo es distorsionar el proceso electoral.

«Maduro ahora plantea el cronograma electoral, con rumores de elecciones para julio, lo que haría que la inscripción de candidaturas se adelante a marzo o abril. Esto provocaría que el plazo de EEUU (dio hasta abril para revocar la inhabilitación de Machado) no se pueda cumplir y deja a EEUU en un dilema, y sin saber qué espacio de negociación se puede abrir», explicó a EL MUNDO el consultor político Luis Peche Arteaga.

CANDIDATOS PARASITARIOS

La fecha de julio aparece como la gran favorita, ya que es la más cercana posible si se cumple lo estipulado en Barbados, que instaba a la celebración de los comicios en el segundo semestre del año.

Sorprendida la revolución bolivariana por la reacción firme de Washington, por la UE y por la unidad estrecha de las filas demócratas en torno a Machado, su estrategia pasa ahora por «generar grietas en la plataforma unitaria con el debate sobre la sustitución de la candidatura de Machado y apuntalar la aparición de nuevos candidatos parasitarios, que legitimen los comicios ante nacionales y extranjeros«, desveló a este periódico el sociólogo Gianni Finco. «Todo esto bajo la presión de un adelanto de las elecciones que limitarían la depuración del Registro Electoral, entorpecería la inscripción de nuevos votantes, limitaría el voto del exterior y haría muy complejo la observación internacional», concretó Finco.

La actual coyuntura plantea una disyuntiva de mucho peso, tanto a EEUU como a la propia Machado: «Saber si su candidatura llegará hasta el final, como repite su eslogan, y van a apostar por el boicot de las elecciones, como se ha hecho en el pasado, o se va a negociar otro tipo de concesiones que permita correr a un candidato de la alianza democrática con el aval de Machado», adelantó Luis Peche.

Previous articleEl fenómeno El Niño está debilitándose y se ha emitido la primera vigilancia de La Niña
Next articleMaria Corina Machado: Reunión convocada por Jorge Rodríguez viola el Acuerdo de Barbados