Home Más Noticias

Boca de Marhuanta en jornada integral

122

*** Más de cien personas atendidas en Boca de Marhuanta durante el operativo social y de salud

El equipo del hospital Municipal Subtte Omaira Rodríguez en sinergia con el personal de Gerencia de Plantas y Poliductos, Salud, SIHO,-PDVSA Joel Salazar, el CDI Augusto Batistini, y Ubch, del sector,  efectuaron una jornada medico asistencial en la comunidad rural Boca de Marhuanta de la parroquia PanaPana.

Maribel Suárez, directora del centro de salud municipal, informó, que fueron atendidas más de 113 familias; habitantes de dicha comunidad que se encuentran en estado de vulnerabilidad.

Asimismo, la titular de salud municipal, resaltó que durante la jornada recibieron atención niños y adultos con evaluación en medicina general, despistaje de tensión arterial, desparasitación, vacunación, con colocación de toxoide, pentavalente, polio oral, ESRP, SR, SRP y fiebre amarilla, entrega de medicamentos y entrega de mosquiteros.

Igualmente la directora integral, manifestó que los profesionales de la salud, encontraron patologías que requieren de atención especializada; los mismos serán atendidos en consulta por el hospital municipal para su control y seguimiento de los casos.

Maribel Suárez, dijo que durante la actividad,  también se realizó un censo de mujeres en estado de gestación para realizarles su control prenatal, y gestionar una jornada de esterilización.

Destacó, que también atendieron a los habitantes de las comunidades rurales Puerto Miranda 1,2 y 3.

Maribel Suárez, finalizó diciendo que desde la dirección de salud municipal a través de la gestión del alcalde Sergio Hernández, se continúan atendiendo a las comunidades en materia de salud, llevándoles un poco de alivio a sus problemas médicos con amor y eficacia.

Lee también: Priorizando la salud en Ciudad Bolívar: Hospital municipal atiende a diario más de 300 pacientes.

Con información de Prensa Alcaldía A/O.

Previous articleSamat renueva licencias de expendio de bebidas alcohólicas
Next articleLas “aguas profundas” de la disputa por el Esequibo