Home Economía

Basta de política en las escuelas solo cuando hay elecciones

143

La concejal Ana Colina, de Unión y Progreso, exige al Gobierno reivindicar a los maestros y docentes y respetar el derecho de niños y adolescentes a tener una educación de excelencia

Ciudad Guayana.- Durante más de 90 años, el sector de los maestros venezolanos ha sido el más afectado socialmente, y en democracia, aunque parezca ilógico, ya que desde el Gobierno siguen violando la Constitución.

Así resume la abogada Ana Colina, concejala de Caroní por la organización Unión y Progreso, la realidad de los docentes del país que hoy luchan por sus reivindicaciones justas y el mejoramiento de la calidad del sistema educativo.

“No entendemos como hoy en día, son estudiantes los oradores de orden en sesiones especiales para conmemorar el Día del Maestro. ¿Será que no queremos escuchar lo que tienen que decir los docentes, esos que se parten el lomo asistiendo a las aulas y entregándose en cuerpo y alma?”.

A su juicio, esto es reflejo de lo que ocurre en las escuelas y liceos donde los maestros están siendo suplantados, violentando el artículo 104 de la Constitución, entre otros, que vela por la calidad moral e idoneidad académica de quienes imparten educación.

“Somos diferentes y el fin de la política es la persona humana. Por lo tanto, ya basta de llevar la política a las escuelas solo cuando hay elecciones. Es hora de respetar a los niños, adolescentes y maestros, en toda la extensión de la palabra, para que el sistema mejore y no siga depauperándose”.

Violaciones por doquier

Además de la violación al 104 de la CRBV, acusa la desfachatez con la que el Gobierno socaba la estabilidad de los maestros al mantener salarios paupérrimos y violar la convención colectiva actual.

“Igualmente siguen dilatando la firma de una nueva convención, después que la Conapre les arrebató beneficios, transgrediendo el artículo 91 que vela por el bienestar socioeconómico de los maestros”, espetó Ana Colina, quien además recuerda que hoy en día no se hacen concursos para optar a cargos supervisores.

Por ello, asegura que los puestos de dirección son ocupados por “personas de confianza”, designaciones que traen como consecuencia el silencio u omisión en hacer públicas las condiciones de los maestros; la operatividad física de los planteles; la escasez de implementos en aulas, entre otros problemas que aquejan hoy al sistema.

“Lo que sí garantizan son los votos de estas ‘personas de confianza’, mientras los maestros apenas reciben como salario 130 bolívares y deben gastar 500 en pasajes para llegar a su sitio de trabajo, que lo hacen voluntariamente, por vocación, con amor y respeto a su labor a pesar de que se les violan sus derechos”.

People take part in a demonstration outside the Ministry of Education held by health and education workers to demand a leveling of wages in line with inflation and against the recently uncovered corruption scandal at Venezuela’s state-owned oil company PDVSA on March 27, 2023. (Photo by Yuri CORTEZ / AFP)

La concejal Ana Colina reitera que estos hombres y mujeres merecen políticas públicas aplicadas a beneficios como viviendas y automóviles financiados, como una oportunidad, no un regalo, para seguir adelante en la labor de lograr una educación de calidad.

“Que el artículo 91 de la Constitución se cumpla y sean incluidos en lo que por ley les corresponde”, destacó e hizo un llamado al Ejecutivo nacional y al ministerio de Educación para que se cumpla la Constitución, hoy violada. (ComUP)

Previous article¿Avanzan las sociedades latinoamericanas hacia la modernidad? | por José María Rodríguez, Ph.D.
Next articleDiputada Enedina Villarroel: Nuestro día lo conmemoramos en la calle, no descansaremos hasta regresar los derechos a los educadores