Publicidad

Santiago de Chile, 20 dic (EFE).- El flamante presidente electo de Chile, el izquierdista Gabriel Boric, dijo este domingo ante una multitud de simpatizantes en el centro de Santiago que el país está «ante un cambio de ciclo histórico» y que su próximo Gobierno «no lo puede desaprovechar».

En su primer discurso público tras imponerse a derechista José Antonio Kast con el 55,8 % de los votos, el exlíder estudiantil aseguró que su compromiso «es cuidar la democracia todos los días» y agradeció a los otros seis candidatos que compitieron en las elecciones.

«El futuro de Chile nos necesita a todos del lado de la gente y espero que tengamos la madurez de contar con sus ideas y propuestas para comenzar mi Gobierno», expresó.

Boric reiteró, como hiciera a la hora de depositar su voto en la mañana y en su conversación con el presidente saliente, Sebastián Piñera, que será «el presidente de todos los chilenos y chilenas», tanto de quienes votaron por su proyecto como de quienes eligieron otra alternativa o no concurrieron a votar.

Reconoció que los tiempos que vienen «no son fáciles» y que su Gobierno deberá «hacer frente a las consecuencias sociales, económicas y sanitarias de la peor pandemia», pero que irán avanzando «con pasos cortos, pero firmes».

Hizo bandera por la «cohesión social» para un «desarrollo verdadero y sostenible», por el «respeto a los derechos humanos», las mujeres, las «disidencias y las diversidades», una salud «que no discrimine entre ricos y pobres», «pensiones dignas», facilidad de acceso a la vivienda y los servicios básicos y el fortalecimiento de la educación pública.

También tuvo palabras para el narcotráfico y la violencia, a los que quiere combatir, y el cambio climático, al que también dará pelea porque «no es una invención».

«Desde luego, no todo puede hacerse al mismo tiempo y tendremos que priorizar para ir logrando avances que nos permitan mejorar», consciente de que con un Congreso en el que ni la izquierda ni la derecha tienen mayorías claras se tendrá que ir avanzando a base de «acuerdos amplios».

Aseguro recibir el mandato «con humildad» y que su proyecto de Gobierno puede sintetizarse en «avanzar con responsabilidad en los cambios que Chile viene demandando, sin dejar a nadie atrás».

«Esto significa crecer económicamente; convertir lo que algunos entienden como bienes de consumo en derechos sociales, garantizar una vida más tranquila y segura, profundizar las libertades de todos, y especialmente de todas: en nuestro Gobierno las mujeres no retrocederán en los derechos y libertades que han logrado a la largo de la historia», expresó.

Diputado de 35 años y antiguo líder estudiantil, Boric se define como ecologista, feminista y regionalista y quiere ampliar el papel del Estado hacia un modelo de bienestar parecido al de Europa.

Será el presidente más izquierdista desde el Gobierno del derrocado Salvador Allende (1970-1973) y el primero que no forma parte de los dos grandes bloques que se repartieron el poder desde el retorno a la democracia en 1990.

Su victoria esta noche fue celebrada por cientos de miles de personas en el centro de Santiago. EFE

Publicidad
Artículo anteriorLa izquierda gana en Chile: Gabriel Boric es el nuevo presidente
Artículo siguienteFalleció el periodista y diputado Earle Herrera