Publicidad

La noche del sábado en Las Vegas, Julianna Peña se aseguró de que nadie olvidara su nombre al sorprender al mundo de las artes marciales mixtas y rendir a la campeona brasileña, Amanda Nunes, a la que muchos consideraban imbatible.

Peña la derrotó en el segundo asalto después de aplicarle una llave que la forzó a entregar su cinturón de peso gallo en el T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada.

Pocos pensaban que la joven de 32 años podría ganar la pelea luego de ser dominada en el primer asalto, algo que la “Venezuelan Vixen” consideró nada fuera de lo normal, a pesar de que fue derribada en múltiples ocasiones.

Sin embargo. Peña explica que: “si ves algunas de mis peleas, hay veces que tengo que dejar que pasen los primeros asaltos. El round 2 y round 3 estoy calentando usualmente”. Algo, que parece haberle funcionado a la perfección.

La deportista nacida en Washington, pero de raíces criollas estuvo acompañada de su papá, de Machiques, Venezuela. “Soy una mezcla de mucha sangre guerrera. Sé que mucha gente en Venezuela está orgullosa de mí. Sé que Venezuela está pasando por un tiempo tumultuoso en su gobierno y si le puedo dar algún tipo de esperanza e inspiración, motivación a la gente para mantenerse fuertes, es lo que me gustaría hacer”, expresó.

Agencia

Publicidad
Artículo anteriorMisión Piar promueve alianzas para desarrollar programas sociales en comunidades mineras
Artículo siguienteMax Verstappen es el nuevo campeón mundial de la F1