Publicidad

Maru Morales P. @morapinhace

Juan Guaidó dijo que los ‘gestos’ de Miraflores son resultado de la presión interna y externa. Pero advirtió que si no hay garantes internacionales, la devolución de la tarjeta de la MUD o el anuncio de eliminar los protectorados solo parecen promesas electorales. Convocó a participar en los congresos regionales del 5 de julio para suscribir el Acuerdo de Salvación Nacional

Caracas. El presidente de la Comisión Delegada de la Asamblea Nacional 2016-2021, Juan Guaidó, afirmó este lunes que los recientes ‘gestos’ de Miraflores en materia de condiciones electorales son resultado de la presión interna y externa. Pero que hasta no quedar por escrito en un acuerdo integral con acompañamiento multilateral, no pueden ser creíbles para la oposición.

Guaidó se refirió a la reactivación de la tarjeta de la extinta Mesa de la Unidad Democrática que anunció el pasado 29 de junio el presidente del Consejo Nacional Electoral, Pedro Calzadilla, y a lo dicho por Nicolás Maduro de que se garantizará a los gobernadores y alcaldes electos el ejercicio de su mandato sin la figura inconstitucional de los ‘protectores’.

“Tiene que ver con muchas cosas en simultáneo: con la presión, con esa intención del régimen (de aparentar una normalización), con la posibilidad de un acuerdo, con la posibilidad de que los aliados estén comprometidos a dar garantías. No podemos verlo como hechos aislados, sino que forman parte de un ejercicio de presión y acompañamiento”, dijo en rueda de prensa.

Advirtió que estos ‘gestos’ no son distintos a la liberación de decenas de presos políticos previo a una contienda, como ocurrió en 2020: “No son concesiones, no son regalos. Es muy grave que confiesen que han socavado la democracia y violentado la voluntad del pueblo a través del voto al imponer protectores”.

Con respecto a la devolución de tarjetas partidistas, recordó que la de la MUD fue ilegalizada por el Tribunal Supremo de Justicia en 2017. “Rehabilitan la tarjeta sin explicar por qué nos la quitaron por 5 años. Ahora, sin sentencia del TSJ, aparece el régimen revalidando la tarjeta. Yo quisiera saber qué va a decir el TSJ. ¿Quién quita que mañana no lo vuelvan a hacer? Es natural el escepticismo que existe”, dijo.

Enfatizó que todos estos anuncios son propuestas vacías hasta que se concrete un acuerdo integral porque la palabra de Maduro “tiene poco valor” y lo que podría darle sustento serían las garantías, los garantes y los mediadores. Advirtió que Miraflores “pretende hacer ver que estamos en un proceso de flexibilización” con estas decisiones.

En consecuencia, indicó que en la Plataforma Unitaria seguirán evaluando los escenarios y que la decisión de participar o no en las regionales se tomará conforme a lo que convenga más al objetivo de la oposición democrática: propiciar un cambio político.

Acuerdo integral, ejecución gradual
Guaidó dijo que la palabra de Maduro carece de credibilidad y por eso son necesarios los garantes internacionales. Foto cortesía Prensa Juan Guaidó

Consultado sobre si la oposición estaría dispuesta a cambiar la estrategia de negociación del ‘todo o nada’ por una que permita ir avanzando en acuerdos parciales y progresivos, Juan Guaidó dejó ver que si bien las peticiones de la oposición son claras (cronograma electoral, ayuda humanitaria, reinstitucionalización, garantías, acompañamiento internacional), hay un margen de flexibilidad.

Aunque inicialmente dijo que “hablar de un cambio de estrategia sería injusto para los años de construcción de mayoría”, más adelante matizó:

“Hemos hablado de un acuerdo integral de ejecución gradual. No es realista decir que se logra un acuerdo hoy y mañana cambió completamente, por ejemplo, el sistema judicial. Hemos hablado de acuerdo integral de ejecución gradual. Es decir, se cumple hoy el cronograma de elecciones, se inicia un proceso de observación, la liberación de presos políticos, la revisión del sistema judicial que hasta la dictadura entiende que debe renovarlo. Entonces pareciera que incluso de cara a este proceso de pendulación hay algunas cosas concretas que se van aterrizando de cara (sic) a un acuerdo”.

A juicio de Guaidó, el comunicado conjunto emitido el lunes por Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea, donde señalan que la restitución de garantías electorales debe comenzar por la elección del próximo 21 de noviembre, no implica en modo alguno que sus aliados le estén presionando para considerar la posibilidad de participar en esa contienda.

“Creo que no hay ninguna (presión) sino por el contrario creo que hay un gran apoyo de la comunidad internacional, entendemos la importancia de su apoyo y la clave son las condiciones democráticas para ejercer nuestro derecho”, aseguró.

Misión técnica de la UE, gira internacional e inhabilitaciones

Guaidó anunció que se reunirá con el equipo técnico electoral de la Unión Europea que llegará a Caracas el próximo 6 de julio para evaluar si en el país hay suficientes condiciones de movilización y garantías de participación democrática, como para que una Misión de Observación Electoral de ese bloque participe como observador de los comicios de noviembre.

“Los estándares democráticos de la Unión Europea son muy claros. Nos vamos a reunir, a poner nuestros puntos, cuáles son nuestras condiciones de participación y garantías desde el punto de vista político. Ojalá no solo permitan el ingreso de esa misión, sino de la Unión Interparlamentaria. ¿Y por qué no una misión de la OEA?”, cuestionó.

Calificó de “muy exitosa” la gira internacional que desde la semana pasada realiza una comitiva encabezada por Gerardo Blyde, “que busca fortalecer garantías para todos los sectores”. Precisó que además de los encuentros de alto nivel en Washington y Bruselas también estarán en Paris y Berlín.

No emitió ninguna opinión sobre la ratificación de las inhabilitaciones políticas dictadas por la Contraloría General que dirige el exdirectivo del PSUV, Elvis Amoroso. No obstante, dijo que la devolución de la tarjeta de la MUD, el retiro de los protectorados y “los otros movimientos que seguramente hará la dictadura” es preferible llevarlos al Acuerdo de Salvación Nacional con veeduría internacional.

En otro orden, Guaidó convocó a la ciudadanía para este próximo 5 de julio a participar en los congresos regionales para suscribir el Acuerdo de Salvación Nacional. Dijo que la dirigencia opositora de cada estado informará los puntos de estos encuentros en sus redes sociales.

Publicidad
FuenteCronica Uno
Artículo anteriorMaduro mueve su big data para el 21N
Artículo siguienteDeGrazzia: Hay que respetar hambre y COVID-19, campaña con el pueblo sin rehenes partidistas