Publicidad

Por María José Núñez

Recientemente el Gobierno de Venezuela aceptó la resolución en seguimiento al informe de la Comisión de Encuesta n° 13 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para explicar este tema desde su principio Radio Fe y Alegría Noticias conversó con el sindicalista, Froilán Barrios.

La OIT en 2019 emitió un informe sobre Venezuela donde condena que el gobierno violentara los los convenios 87 sobre la libertad sindical, el 26 sobre la fijación de los salarios mínimos y el 144 sobre el diálogo social tripartito. Además, expusieron unas recomendaciones.

«(La OIT) Lo primero que hizo fue llamar a que el gobierno se reuniera tanto con los sindicatos de las centrales sindicales como con los empleadores».

En segundo lugar, recomendó la liberación de todos los presos políticos. En tercero, el cese a las agresiones si las condenatorias en tribunales contra dirigentes sindicales en concreto y contra los empleadores privados, acotó Barrios.

Pero se atravesó la pandemia en 2020 y prácticamente congeló el panorama. Previamente, en diciembre de ese año, el gobierno nacional a través del Ministerio del Trabajo emitió un comunicado donde rechazaba la posición de la Comisión de Encuesta.

No obstante, en marzo de 2021, en la 342 reunión de la OIT «se aprobó una condena dura al gobierno venezolano, eso fue lo que se acordó y es una victoria para el movimiento sindical del país», recordó Barrios. A su vez, aclaró que la Comisión es quien toma las decisiones de mayor jerarquía. Es de las «más duras que se aplicado en la historia de la OIT».

Posible sanción al Gobierno si no acata las recomendaciones

Con su papel se logró una recolección de los testimonios de los trabajadores afectados. De esta manera, se acordó que el Gobierno de Venezuela cumpla con ciertos estatutos, sino se enfrentaría a una sanción.

Pero ésta está tratando de ser evadido, para Froilan Barrios el gobierno «ha hecho toda una demagogia».

«Esperamos que se concrete la sanción, ya que el Gobierno no ha dado ni un salario mínimo que merecemos los trabajadores venezolanos para poder adquirir la canasta alimentaria, ni en concreto ha liberado a todos los sindicalistas que están presos. Eso es la demostración de que el Gobierno no desea cumplir para nada los requerimientos establecidos por la Comisión de Encuesta», afirmó.

Dijo que salario mínimo sigue siendo uno lo más bajo del mundo y reconoció que es una pena que recibieran solo 7 bolívares de aguinaldos.

Expresó que hay varias denuncias del gobierno venezolano ante a la comunidad internacional que son significativamente importantes porque hay un organismo como la Corte Penal Internacional investigando el «Estado fallido» en el que se encuentra el país.

El sindicalista explicó que es fallido debido las condiciones de vida de la población de «extrema pobreza y miseria que demuestra la terrible condición en la que estamos los trabajadores venezolanos y el pueblo en general».

Radio Fe y Alegría Noticias

Publicidad
Artículo anteriorMaduro anunció plan para retomar el servicio de trasplantes
Artículo siguiente«El pueblo no puede más»: relatos del 15N en Cuba