Publicidad

Jhoan Meléndez

El abogado penalista Zair Mundaray indicó que con el acuerdo firmado el miércoles entre el Estado y la CPI, Karim Khan le dice al chavismo que le tiene que facilitar todos los mecanismos para investigar libremente y sin coacción a las víctimas.

A su juicio, hay una gran cantidad de información que involucra a la cadena de mando desde lo más alto, de forma que ya empezaron a busca expedientes de mandos medios para procesarlos.

«¿Qué les está diciendo el fiscal? Que le tienen que facilitar todos los mecanismos para que investigue libremente. Sin coacción a la víctimas, sin persecución. Dando la información que requiera, lo que está por verse porque ya conocemos el desempeño de las instituciones de justicia, que difícilmente puedan colaborar de manera proactiva con una investigación donde precisamente los más altos responsables se verán involucrados», precisó el investigador a Vpitv.

También explicó que el paso a investigación reconoce que han habido crímenes de lesa humanidad en el país, por lo que se abre un proceso donde víctimas y miembros que puedan aportar pruebas vayan directamente a la Corte.

Pese a firmar el acuerdo con el fiscal Karim Khan, el chavismo no quedó contento con la decisión de abrir la investigación alegando que este no cumplió con el Estatuto de Roma.

De acuerdo a Tarek William Saab, Khan «nos informó que ha concluido el examen preliminar de la situación en «Venezuela I» y ha determinado que procede a abrir una investigación para establecer la verdad. Esto a pesar de que en esta fase no se ha identificado a ningún sospechoso al que se puedan formular cargos».

«Por ello, este Ministerio Público considera que no se cumplen los requisitos del Estatuto de Roma para justificar el paso de la fase de examen preliminar a la fase de investigación», puntualizó ayer.

Noticiero Digital

Publicidad
FuenteJhoan Meléndez
Artículo anteriorFiscal Khan dice que visita a Venezuela fue intensa (7 reuniones) y pide paciencia
Artículo siguienteTamara Suju: El memorándum es un panfleto propagandístico del régimen para dilatar la investigación