Publicidad

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de México denunció a ex funcionarios de ese organismo y de la Procuraduría General de la República por avalar un “acuerdo reparatorio” en 2018 con integrantes de red del empresario colombiano Álex Saab, quien está siendo enjuiciado en Estados Unidos por cargos de conspiración para lavar dinero.

El “acuerdo reparatorio”, considerado ahora ilegal, autorizó el donativo de 3 millones de dólares a la ACNUR para exonerar a los investigados por las operaciones ilegales en la compra de alimentos con sobreprecio para los CLAP.

En total, la UIF denunció ante la Fiscalía mexicana a 25 integrantes de esta red, entre ellos ex funcionarios y empresarios mexicanos, venezolanos y colombianos.

El diario Reforma detalló que entre los funcionarios acusados se encuentran Israel Lira Salas, ex titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO); Orlando Suárez López, ex titular de la UIF, y Mauricio Moreno Balbuena, ex director de procesos legales de la UIF.

Esa red era operada por Álex Saab y habría realizado operaciones ilegales por más 156 millones de dólares.

En ella participaban empresas de Baja California, Chihuahua, CDMX y Nuevo León, como La Cosmopolitana, El Sardinero y la regiomontana Comercializadora DRR; además de los empresarios sudamericanos Álvaro Pulido Vargas, Emmanuel Enrique Rubio, Andrés León Rodríguez y Santiago Uzcátegui.

Monitoreamos

Publicidad
Artículo anteriorCostoso derroche. Por Omar González Moreno
Artículo siguienteComisión Delegada rechazó decreto propuesto por Guaidó para reestructurar Monómeros