Publicidad

PorLuis Daniel Ovalle M

Recientemente un asambleísta ecuatoriano hizo pública su investigación sobre los tratos fraudulentos entre Álex Saab, Rafael Correa y Hugo Chávez. Esta información está vinculada con «exportaciones ficticias» de material supuestamente destinado a la construcción de viviendas. 

La reciente extradición de Álex Saab a Estados Unidos ha generado que aumenten las investigaciones relacionadas con sus numerosos tratos comerciales en el continente. Debido a su cercanía con los altos mandos del chavismo, el empresario colombiano habría conseguido formar parte en acuerdos millonarios durante años hasta su captura en Cabo Verde.

Fernando Villavicencio, asambleísta y presidente de la Comisión de Fiscalización y fundador del portal Periodismo de Investigación, reveló los vínculos entre Saab, Chávez y Correa. En medio de toda esta trama de corrupción se encuentra la empresa Fondo Global de Construcciones (Fonglocons), propiedad de Saab. Esta empresa, junto a una filial en Ecuador, ha protagonizado grandes controversias por sus declaraciones de impuestos, no correspondientes a las aparentes exportaciones realizadas a Venezuela.

En 2013 la filial de Fonglocons en Ecuador comenzó a ser investigada por las autoridades financieras debido a irregularidades en sus cuentas. Aquel año, la empresa declaró unos dos millones de dólares en impuestos, lo cual correspondería a un total de ventas por 44 millones de dólares; sin embargo ese mismo año esta filial informó sobre la exportación de material por 290 millones hacia Venezuela. Según aseguró Villavicencio, esto es «evidencia de que no declararon las exportaciones reales y que esa plata tuvo otro destino».

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: PARALIZAN EXTRADICIÓN DEL POLLO CARVAJAL A EE.UU: JUSTICIA ESPAÑOLA ESPERA GARANTÍAS

Debido a esto, las autoridades decomisaron USD 60 millones a Foglocons, según reseñó Infobae. Sin embargo en 2016  la jueza María Jaramillo Hidalgo ordenó la liberación de los activos, volviendo al control de los directivos de esta compañía y sus asociados.

Otra de las revelaciones de Villavicencio en su portal Periodismo de Investigación señala al Sistema de Compensación Regional (Sucre) como un mecanismo de lavado de dinero. En principio, este sistema hace referencia a una moneda virtual diseñada para efectuar pagos internacionales entre países del ALBA (Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela).

El diario El Telégrafo publicó en 2015 que en un lapso de cinco años entre 2010 y 2015 se registraron 5.455 operaciones en el sistema Sucre, por un valor de 2.549,6 millones de dólares. De este total señalado por la publicación ecuatoriana, al menos un 94% correspondían a transferencias por exportaciones.

Respecto a este tema, Villavicencio publicó en su portal una investigación donde señala el modus operandi de este mecanismo de lavado. «El dinero que entraba como pago a los exportadores ecuatorianos se transformaba en Sucres multiplicando su valor en dólares. Luego esos Sucres eran transferidos sin supervisión internacional al Banco Central del Ecuador que los transformaba nuevamente en dólares. Después de esa conversión, el Banco Central del Ecuador depositaba el dinero en las cuentas de los exportadores; quienes enviaban contenedores vacíos a Venezuela y repartían el dinero entre los funcionarios involucrados en operaciones con paraísos fiscales», aseguró el asambleísta según Infobae.

Caraota Digital

Publicidad
FuenteDaniel Ovalle
Artículo anteriorPreocupación política en América Latina ante un posible acuerdo de Alex Saab con la Justicia estadounidense
Artículo siguienteSaab, El Pollo y Díaz la enfermera de Chávez, amenazas para red de corrupción del chavismo