Publicidad

Alfredo Mago, Comisionado Laboral Nacional de Vente Venezuela aclara que los choferes de las unidades del transporte público no son sindicalistas, son propietarios, empresarios del transporte, quienes reciben un pago por prestar un servicio público. “Lamentablemente” afirma preocupado, “Ya no pueden cumplir con este servicios, sus empresas (unidades, autobús, micro bus, autos, etc.) tienen más de 30,40, y 50 años de uso y solo quedan operativas el 30% de ellas” y por otra parte, continua en su explicación, “Las actuales leyes bancarias les impiden acceder a créditos para comprar o reponer sus viejas y destartaladas unidades en el mercado nacional o internacional; las cooperativas, asociaciones, líneas, donde estos empresarios se agrupan no se les permite importar unidades nuevas o usadas, ni sus requerimientos” 

Alfredo Mago, dijo que es público y notorio que para surtir gasolina o gasoil requieren que ellos ubiquen estaciones que tengan el producto, luego soportar casi un día en interminables colas y rogar que con suerte logren superar múltiples alcabalas antes de que les suministren el producto, el cual deberán cancelar en moneda americana. El conseguir los repuestos, cauchos, aceite, baterías, etc., es casi imposible y de conseguirlos estos tienen costos prohibitivos y deben cancelarlo en dólares americanos, al igual que las reposiciones o reparaciones en los talleres. 

Para el dirigente laboral los transportistas conocen y saben quién les ocasiona tal situación, saben que no son los pasajeros los culpables de que sus empresas estén destartaladas, envejecidas, sin repuestos y a punto del paro total, reconocen la nobleza de su cliente, el pasajero, su lealtad con el servicio, con el costo del pasaje, pero también están conscientes de que estos ya no pueden cancelar los nuevos precios, y menos sus interminables aumentos. 

El Coordinador Nacional Laboral del partido de la libertad le hace un llamado a los trabajadores del volante “”Señores empresarios del transporte, es el régimen comunista en la persona de Nicolás Maduro el responsable de las desapariciones de sus empresas, de que no haya condiciones para prestar servicio, despierten, reaccionen, no sigan creyendo que, cobrándoles los bolívares de hambre a sus clientes, ustedes podrán mantener a sus empresas y sacar a sus familias del estado de ruina en la cual hoy se encuentran hundidas. 

Con información de nota de prensa

Publicidad
Artículo anteriorZapatero no conoce Guayana pero explota en ella una mina de oro. Por Américo Fernández
Artículo siguienteDirigente Social Wilfredo Rodríguez: En Tucupita quedaron completamente abandonados los puestos de ventas de comida