Publicidad

Ana Uzcátegui

 Representantes del Seniat y de la Superintendencia Nacional para la Defensa para los Derechos Socioeconómicos (Sundde), se mantienen fiscalizando desde días previos a la reconversión monetaria a los comercios a nivel nacional, el exhorto que hacen es que los precios sean expresados en bolívares digitales y bajo el tipo de cambio establecido por el Banco Central de Venezuela.

«Han exigido que con el redondeo tras la reconversión los precios no sean aumentados, cosa que es imposible en un país en hiperinflación«, comunicó Samuel Medina, quien es presidente de la Cámara de Comercio del municipio Palavecino en Lara

Considera que más que fiscalizar a los empresarios, el presidente Nicolás Maduro debería ocuparse en recuperar la economía que desde 2013 a la fecha y, según estimaciones del Banco Central de Venezuela (BCV), ha caído el Producto Interno Bruto (PIB), que es la cantidad de bienes y servicios producidos en el país un 83%, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional.

«El Gobierno debe tomar medidas económicas que permitan recobrar el rumbo de Venezuela, una reconversión no ataca el problema de fondo, que es la hiperinflación», exhortó Medina. Afirmó que en el caso del municipio Palavecino, no han habido cierres de comercios ni multas que comprometan la actividad laboral de las empresas.

Pablo Chirinos, presidente de Fedecámaras Lara, manifestó que en Barquisimeto y en los demás municipios tampoco se han registrado cierres. Tras la reconversión, sólo han reportado fallas en algunas máquinas fiscales que han presentado problemas para el cobro del IVA, que debe ser solucionado por los proveedores.

«Los precios se dispararon fue días previos a la reconversión, por la incertidumbre que la medida generó en la población y por el hecho de que las entidades bancarias estuvieron sin laborar por 48 horas, por eso el tipo de cambio en el mercado paralelo se ubicó en 5.05 bolívares digitales. Sin embargo, el 4 de octubre ese temor en la sociedad desapareció», comunicó.

Quejas tras acción

El 7 de octubre, el presidente de la Cámara de Comercio de Caracas, Leonardo Palacios, comunicó que las fiscalizaciones en la capital estaban siendo aplicadas de manera «arbitraria, groseras e imperante».

«La reconversión monetaria no debe verse como una forma punitiva, sino como una medida para que la normativa pueda cumplirse en su mayoría», explicó.

El presidente de la Asociación Nacional de Supermercados y Afines (ANSA), Ítalo Atencio, a través de un comunicado rechazó que la Sundde pretenda hacer creer que hay un desenfrenado incremento de los precios en Venezuela tras la reconversión.

«Respecto a la reconversión y la insistencia por parte del oficialismo que la primera podría ser aprovechada por empresarios para especular, ya habíamos escrito un artículo que con detalle explicaba que dicha hipótesis no cuenta con fundamento ni lógica alguna. La reconversión constituye simple cosmética monetaria, y los precios de mercado no dependen de esta, sino de las condiciones del mercado«, enfatizó.

Con información de La Prensa de Lara

Publicidad
FuenteAna Uzcátegui
Artículo anteriorMaduro: En noviembre y diciembre vacunarán a menores y serán meses flexibles, antes de Diciembre 95% de la población estará inmunizada
Artículo siguienteCifras de la desidia chavista: 2.800 venezolanas pierden la batalla contra el cáncer de mama anualmente