Publicidad

Por Anaísa Rodríguez

El diputado AN/2015 Ángel Alvarez (La Causa R-Bolívar) dijo este sábado que las mafias que se benefician del tráfico de gasolina tienen paralizado el estado Bolívar. Precisó que desde hace 16 días no surten las E/S, pero si hay gasolina para el contrabando.

El negocio de cambiar gasolina por oro en las minas

El estado Bolívar vive una crisis sin precedentes. En Ciudad Guayana desde hace un año y medio no hay combustible para vender a particulares de manera normal y fluida por lo que los habitantes pasan días interminables en las colas. Un reporte de El Estímulo explicó que todo se debe a que en las minas del sur venden la gasolina a cambio de oro y obtienen miles de dólares en cada envío. El negocio genera hasta 1 millón 700 mil dólares al mes, según los mineros.

En las minas, el combustible es usado para mover bombas y compresores de alta presión que derriban taludes a las orillas de ríos y arroyos, dejando una enorme destrucción por cada kilo de oro procesado. También se usa para mover los vehículos livianos de las mafias que controlan el territorio y para mantener activa la red de suministro de comida, materiales, herramientas y mujeres en las minas, reseñó el medio digital. Mientras los ciudadanos comunes están obligados a hacer colas de largos días en las bombas de Ciudad Bolívar, Ciudad Guayana y el pueblo de El Callao.

Habitantes de la población minera de El Callao, cerca de la frontera con Guyana, denuncian a baja voz que una corporación militar es la gran beneficiaria de esta millonaria maquinaria de hacer dinero con la venta de gasolina a mineros y pranes (jefes de bandas criminales con conexión en los presidios) que son los únicos que pueden pagar el combustible.

“Venden gasolina una o dos a la semana por número de placa, al que no le tocó debe esperar hasta la otra semana y si tiene suerte. En las semanas radicales (de cuarentena total) no venden», dijo Adalberto Romero habitante de Ciudad Guayana.

¿Cuánto se le gana?

«Mi compadre, vea esta cuentica: esto es una sinvergüenzura inmensa, unos se hacen ricos y el pueblo pasando trabajo”, dijo Carlos Hamilton, un viejo habitante del municipio El Callao. “Una gandola full de gasolina lleva aproximadamente 36.000 litros. Esos son 171 tambores de 210 litros cada uno».

«En el Complejo Domingo Sifontes y en Minerven en El Callao, un tambor de gasolina que se los venden a los mineros afiliados a la CVM, cuesta nueve gramos de oro; el valor de ese tambor es de 9 gramos de oro, si multiplicamos 171 tambores de gasolina por el valor de nueve gramos de oro, nos da un total de 1.542 gramos de oro de la mina, sin procesar. Cuando uno le calcula una merma o pérdida de 13% después del proceso de fundición y análisis, quedan 1.342 gramos de oro puro».

«Si multiplicas esos gramos por 53 dólares el gramo, que es como lo pagan aquí en El Callao, eso es igual a 71.129 dólares por gandola”, afirmó el viejo minero. “Mijo eso es un negoción, son seis gandolas semanales, saca la cuenta, rapidito: 426.778 dólares semanales, lo que es igual a 1.707.113 dólares al mes, ni Donald Trump vendiendo apartamentos en Miami en un año se gana eso”, exclamó Hamilton

Noticiero Digital

Publicidad
FuenteAnaísa Rodríguez
Artículo anteriorOposición y gobierno chavista van a cuarta ronda de diálogo en México
Artículo siguienteBenigno Alarcón: En la oposición hay una lucha por liderar el cambio político y no una lucha por hacer el cambio político