Publicidad

Eduardo Osto Ojeda

Uno de los presuntos asesinos del jefe de la delegación municipal y el jefe de investigaciones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Caucagua fue abatido este miércoles en horas de la mañana.


El jefe del Cicpc en Caucagua era el comisario jefe Eduardo Henriquez, y el jefe de investigaciones era el inspector jefe Joel Amador.
Ambos funcionarios habían dicho que iban a una reunión de trabajo y se desplazaban a bordo de un carro Toyota Corolla, propiedad de Henriquez.
Extraoficialmente se pudo conocer que fueron emboscados en una falsa alcabala de la Policía Nacional Bolivariana en la vía a Barlovento.
Aparentemente se produjo un enfrentamiento en el que los funcionarios resultaron muertos. Sus cuerpos fueron encontrados en una zona boscosa.
El vehículo Toyota, Corolla no ha sido localizado.
El antisocial abatido fue identificado como Yerfran Reyes, hermano de Eduardo Delicias, cabecilla de una banda que se dedica al secuestro, homicidios y extorsión en la zona.

Publicidad
FuenteEduardo Osto
Artículo anteriorUna minoría de exdiputados, no puede pretender imponerse sobre millones de electores. Por José Rafael Orta
Artículo siguienteLa venezolana Polar consolida la marca P.A.N. en el mercado de EEUU