Publicidad

“Una empresa de la envergadura de la Siderúrgica del Orinoco SIDOR, amerita una permanente adecuación tecnológica; es la única forma de competir en oportunidad y calidad en los mercados nacionales e internacionales”, asegura el Economista y dirigente sindical José Luis Alcocer y lamentó que en la que fue la principal factoría de acero del país, desde hace más de una década no se realiza ningún mantenimiento con esas características. 

“De un abandono total, no se pueden esperar buenos resultados”, afirmó el técnico siderúrgico, quien durante 25 años se desempeñó como Supervisor de Mantenimiento electromecánico en las líneas de fabricación de hojalata de Productos Planos. 

“A las pruebas me remito”, continuo en su explicación al presentar un cuadro deplorable de la producción, “El resultado acumulado de enero a septiembre (9 meses) de 2021, en la producción de acero alcanza a 100.197 toneladas métricas, con una capacidad productiva para el mismo período de 3 millones, trescientos sesenta y cinco mil doscientas dieciocho toneladas métricas de acero (3.365.218 TM), antes de la reestatización, año 2007, representando una operatividad en ese entonces, de 84,3%, la diferencia es abismal”. 

El profesional de la economía invito a los trabajadores y a las fuerzas vivas de la región a que comparen el actual porcentaje de operatividad de 2,5% lograda en el periodo de enero a septiembre del 2021, en relación con 84,3% de operatividad lograda de enero a septiembre del 2007, y poder así opinar sobre el estado en que se encuentra realmente la reactivación y producción de acero en Sidor. 

“Sencillamente, el socialismo del siglo XXI, el control obrero y los consejos productivos de trabajadores fracasaron en SIDOR”, finalizó diciendo. 

Con información de nota de prensa

Publicidad
Artículo anteriorIng. Tania Rodríguez: Exigimos respuestas de la OIT ante indiferencia de organismos laborales en Venezuela
Artículo siguienteRoniel Farías: «Rescate de nuestra Universidad de Oriente será tarea urgente para la gestión de la Unidad»