Publicidad

Anaisa Rodríguez

La Federación Nacional de Sociedades de Padres y Representantes (Fenasopadres) exige al Ejecutivo que garantice el regreso seguro a clases presenciales, ya que si en 2020 la situación ya era grave -electricidad, gas, agua, transporte, combustible, conectividad- todo ha empeorado con la pandemia.

En abril de 2020, plantearon el Plan de Atención Inmediata para el Subsistema de Educación Básica que «priorizara condiciones de infraestructura, dotación, programas de atención integral basados en la información suministrada por cada uno de los casi 30.000 planteles de los niveles inicial, primaria y media». Pero hasta la fecha no han tenido respuesta.

Por tanto, critican que en medio del anuncio del regreso a clases presenciales, la situación ha alcanzado niveles inaceptables. El Estado nunca respondió la exigencia de los protocolos de bioseguridad adaptados a cada plantel -esto es responsabilidad del Estado-.

«La garantía de una escuela limpia, mantenida y bien dotada fue incumplida por el Estado, en una práctica de abandono continuado que data desde años escolares previos al inicio de la pandemia y que se agravó con la suspensión de actividades presenciales, sin que las autoridades responsables actuaran para solventar esta crítica situación».

«Este es el panorama que nos espera hoy en nuestros planteles, al inicio de un nuevo período escolar. Observamos con alarma que el ministerio de educación gira instrucciones a directivos y docentes sobre el cumplimiento de protocolos de seguridad, sin proporcionar equipos, instrumentos, utensilios y productos para un regreso seguro a clases, trasladando, una y otra vez, su responsabilidad a los padres y docentes», fustigó la federación.

Además, alertan que el anuncio de la vacunación a estudiantes de 3 años de edad «siembra falsas expectativas y despierta legítimos temores en la familia venezolana. Los estudios de vacunación en menores de 18 años han sido adelantados por algunos Estados, pero ninguno ha obtenido, hasta la fecha, autorización por parte de la OMS».

¿Listos?

El presidente de la Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados (Andiep), Fausto Romeo dijo este miércoles que el regreso a clases presenciales no se puede seguir postergando y aseveró que el éxito de este proceso está en «extremar» las medidas de bioseguridad en cada institución educativa.

En entrevista concedida a Primera Página de Globovisión, Romeo precisó que Venezuela es 1 de los 19 países del mundo que no han regresado a las aulas de clases y subrayó que más que aceptar la medida del Ejecutivo, se trata de «cuantificar»: ¿cuántos estudiantes se han inscrito? ¿cuántos han desertado? ¿cuántos maestros quieren regresar con este sueldo? ¿cómo están las escuelas? ¿tienen agua? ¿tienen luz?».

Aseveró los colegios privados están en óptimas condiciones para regresar a clases y le han ofrecido al Ministerio de Educación «apoyo» para orientarlos en este tema.

«El secreto está en extremar las medidas de bioseguridad, si esto se cumple será un éxito. Debe tomarse la temperatura, garantizar el uso de mascarillas, padres, representantes y la directiva debe realizar un plan en cada colegio y si se presenta algún caso deberán tomarse las medidas de cerrar ese grupo, por eso es tan importante aplicar el método burbuja».

Publicidad
FuenteAnaisa Rodríguez
Artículo anteriorVacunación y regreso a clases presenciales: el temor de los padres venezolanos
Artículo siguienteEn claves | ¿Qué dice el segundo informe de la Misión Independiente de la ONU sobre Venezuela?