Publicidad

«Es necesario entender y superar lo que han sido 23 años de equivocación en la oposición y pedir perdón por eso. Yo que no soy militante de partido, pero milité en partido político, aprovecho para pedir perdón»

En entrevista para Correo del Caroní, el abogado y exdiputado del Congreso Nacional, Luis Beltrán Franco, expuso su percepción acerca de las elecciones primarias y la confianza de los ciudadanos hacia la dirigencia opositora. Insistió en que no se trata simplemente de ganar unos comicios internos, sino de reinstitucionalizar al país con la realización de elecciones libres, justas, competitivas y transparentes.

Considera que el tema de la asistencia técnica del Consejo Nacional Electoral (CNE) en un proceso interno de la oposición es una equivocación, y pone en riesgo a quienes participen. En ese sentido, sostuvo que están en capacidad de realizar las primarias sin el CNE.

– ¿Cómo percibe las primarias en este punto cuando pareciera que la ciudadanía aún no termina de confiar en la oposición para ir a este proceso?

– El año pasado creamos un grupo político, que no es un partido político, que se llama Venezuela Democrática Unida, conformado por militantes de varios partidos y otros que no tenemos militancia. Su razón de ser fue luchar por las elecciones primarias. La primera reunión que tuvimos fue con la Comisión Nacional de Primaria. Le dimos su apoyo y dijimos en nuestra intervención que el consenso son las primarias.

En ese sentido, y ya que Venezuela no puede seguir dependiendo de cogollos, son los ciudadanos los que deben decir la última palabra y nosotros acatarla si es que somos demócratas.

Mi percepción es que no hay un juego limpio con las primarias. Hay sectores de la oposición que no terminan de asumir las primarias como instrumento para con el voto cambiar las cosas en Venezuela, y prefieren buscar un consenso alrededor de los de siempre. Es respetable pero no es lo que quiere el país ni lo que reclaman los ciudadanos.

Las primarias no han levantado en Venezuela porque los partidos no se han empleado a fondo en la venta de ese proceso como un mecanismo que nos une a todos para intentar lograr el cambio político, que es complicado. No para que la oposición gane, sino para que haya elecciones libres, competitivas y transparentes, y todos los que compitan tengan posibilidad de ganar.

Hay un sector de la oposición que vive de lo que llamo imágenes congeladas; en lo que fueron, de lo que vivimos, de la victoria de 2015, de los avatares de 2013. Eso es bueno para el análisis, pero la oposición no puede vivir del recuerdo y las imágenes congeladas. Es necesario entender y superar lo que han sido 23 años de equivocación en la oposición y pedir perdón por eso. Yo que no soy militante de partido, pero milité en partido político, aprovecho para pedir perdón.

– En su momento se cuestionó a la Comisión Nacional de Primaria al asumir las riendas del proceso, por considerar que busca complacerlos a todos. ¿Cuál es el llamado a la Comisión Nacional?

– Y es que no se puede complacer a todos. Pareciera que los partidos intentan que haya una crisis, para decir que no hay posibilidad de hacer primarias y ponernos de acuerdo para escoger a un candidato por consenso y eso no es posible.

También el problema es que no hay ambiente de primaria porque no hemos jugado limpio, al problema económico y a la desesperanza. La Comisión Nacional tiene toda la potestad, la autoridad para hacer eso y no puede aceptar presiones ni del G3, ni G4, ni G5 ni G20. Tiene que asumir la responsabilidad con los ciudadanos de convocar a un proceso libre y transparente, y en el que pueda participar el mayor número de los venezolanos.

En lo personal, tengo confianza en que el Dr. (Jesús María) Casal y todos los que están allí (Comisión Nacional de Primaria) entiendan y manejen en sentido práctico los deseos del país. No hay maniobra posible, no hay consenso posible que no sea la primaria.

Hay que levantar las primarias, hablarle al país de lo que significa rescatar el voto como instrumento de cambio, rescatar la posibilidad de negociar con el Gobierno, porque no tenemos que cohabitar sino negociar, porque hay un conflicto, no hay polarización. Para ser la alternativa democrática debemos tener un plan distinto al Gobierno.

– Exparlamentarios de la oposición tuvieron la responsabilidad de hacer un informe sobre la situación en las empresas básicas y los guayaneses no acceso a esa información. Hoy el Gobierno avanza con un plan anticorrupción con el caso de Pdvsa y CVG, que ha sido catalogado más como una purga interna. ¿Considera que fue resultado de la presión internacional porque vienen elecciones presidenciales?

– El Gobierno no está haciendo ninguna lucha contra la corrupción. Eso de que caiga quien caiga, es un caiga quien caiga los enemigos de Maduro, y está comprobado porque ellos mismos lo han dicho que se robaron 3 mil millones de dólares y otros 21 mil millones más. Y no es posible que en las empresas básicas y con el oro hayan hecho lo que les dio la gana y no pase nada.

Elegimos siete de ocho diputados en Bolívar (2015) y todavía hay uno defendiendo al Esequibo, y ese diputado no estuvo por aquí ni siquiera de paseo y la primera decisión de esa asamblea fue conocer la corrupción en las empresas y resulta que ese informe no aparece, y son las razones por las que la gente tiene reservas con la oposición.

Pero pasando esa página, la oposición no puede seguir zigzagueando para que las primarias no se realicen.

Candidaturas

Sobre las candidaturas advirtió acerca de posibles infiltraciones del Gobierno para “sabotear las primarias”, y considera que el primer saboteo es condicionar un apoyo técnico del CNE con el uso del captahuellas.

“Que para las presidenciales vamos a usar captahuellas, es verdad, pero se supone que vamos a negociar con el Gobierno para que haya garantías electorales”, argumentó.

– Otro problema, es que hay precandidatos con inhabilitaciones, que ya vencieron, pero sobre las que no hay pronunciamiento oficial.  Esto hace que se mantenga la amenaza de la inhabilitación si uno de estos candidatos resulta electo en la primaria como representante de la oposición para las presidenciales.

– Está bien que todos los candidatos, estén habilitados o no, puedan participar. Uno de los acuerdos que debe haber para que haya elecciones transparentes es regresar los partidos judicializados a sus militantes y quitar las inhabilitaciones.

Importante que se luche en la negociación para que se vaya a las elecciones con el candidato que escojamos y no inhabilitarlo.

El RE, una caja negra

Para los ciudadanos se suma la limitante de que el CNE no abre puntos del Registro Electoral, más allá de las suboficinas regionales ubicadas en las capitales de los estados. Se estima que más de 3 millones de jóvenes no se han podido inscribir por este motivo, y el ente no responde a las solicitudes de instalar puntos móviles en los diferentes municipios y parroquias.

“El CNE dice que no puede abrir el proceso para una parcialidad. No se trata de una parcialidad, es que todos tienen derecho a participar, a inscribirse”.

Luis Beltrán Franco sostiene que no ir a las primarias es determinar el fracaso de la oposición en las futuras elecciones. “El consenso sin participación de los ciudadanos es como darse un tiro en la cabeza. Es entregarle al Gobierno la posibilidad de que siga por la vía legal”.

Con información de Jhoalys Siverio

Publicidad
Artículo anteriorCámara Municipal de Angostura del Orinoco celebró sesión especial por 259 años de Ciudad Bolívar
Artículo siguienteMercedes Malavé: No podemos seguir con agendas partidistas divorciadas de la crisis