Publicidad

El moderno Teatro de Ciudad Bolívar resultó una estafa en el sentido mágico de la palabra y en el mismo tuvo que ver un señor llamado Farruco que vino de Vigo, España, sabe Dios cuándo, pero que nació allá el 11 de octubre de 1943 Arquitecto, escritor y político. Llave en la UCV del arquitecto Oscar Tenreiro en el fracasado proyecto de construcción del Teatro para Ciudad Bolívar. Después descompadraron porque Farruco respaldó a Hugo Chávez, quien lo designo y fue primer ministro de Cultura de Venezuela. Bajo este cargo sustituyó el nombre de las librerías públicas. Así las Librerías Kuai Mare pasaron a llamarse Librerías del Sur. El 18 de junio de 2008, fue nombrado ministro del Poder Popular para la Vivienda y Hábitat. Desde el 2 de noviembre de 2009 director de la Oficina de Planes y Proyectos Especiales y el 6 de diciembre de 2010, Ministro del Poder Popular para la Transformación Revolucionaria de la Gran Caracas.


Farruco fue acusado de corrupción por Transparencia Venezuela, tras una investigación periodística del diario El Mundo en relación con irregularidades en la construcción del Mausoleo de Simón Bolívar en el Panteón Nacional. Farruco Sesto lideró la construcción del mausoleo desde el Ministerio para la Cultura y la Oficina de Planes y Proyectos Especiales (OPPE) de la Presidencia.
La investigación de El Mundo, publicada el 9 de marzo 2011, lo acusó de irregularidades en el manejo del presupuesto de la obra, equivalente a 130 millones de dólares estadounidenses. El reportaje confirmó que, pese a lo establecido en las leyes venezolanas, nunca se realizó una licitación o concurso público La construcción y la supervisión de la obra fue otorgada a empresas sin experiencia en el sector de la construcción y sin capital necesario para ejecutarla. Cuatro días después de la publicación del reportaje de El Mundo, el 13 de marzo de 2011, el presidente Hugo Chávez anunció la separación de Sesto de los cargos de Ministro para la Cultura y director de la Oficina de Planes y Proyectos Especiales (OPPE) de la Presidencia. Esta decisión de Chávez, en cierto modo fue bien visto por los bolivarenses, sobre manera porque dependiendo el Instituto del Patrimonio Cultural (IPC) del Ministerio de la Cultura, poco o nada hizo Farruco por terminar de construir el Teatro ni menos por EL Casco Histórico de Ciudad Bolívar, Monumento Público Nacional. (AF)

Américo Fernández

Publicidad
FuenteAmerico Fernández
Artículo anteriorPsuv tumba cinco ganadores de primarias y designa a dedo otros candidatos a gobernador
Artículo siguienteChitty La Roche: ¿Un mundo feliz?