Publicidad

 “No me hables del problema sin un menú de soluciones”.

Rocco De Grazia. (Mi padre) 

Américo De Grazia 

Upata 23 de Enero del 2023 

“Las oportunidades las pintan calvas”, solemos decir en mi Upata natal; todos los astros están alineados para salir rigurosamente de Maduro por la vía pacífica, constitucional, democrática y electoral. Solo debemos vencer las taras políticas que nos impiden avanzar hacia el propósito superior que subyace en todos los venezolanos. Vale decir, que todos los G’s deben deponer actitudes para lograr el objetivo. 

El G4 debe legitimarse ante unas primarias oportunas y abiertas; sin restricciones para nadie. Que sea el juicio ciudadano quien le dé su lugar y valoración a cada quien. El G1 debe abandonar de una vez por todas el absurdo camino de la abstención y su pretensión de continuar allanando la ruta para que regresemos a la desesperanzadora idea del cuartelazo, de la intervención extranjera o del estallido social que “me llevará en hombros a Miraflores”, pasando por encima de los cadaveres en medio un charco de sangre. Y ahora usan la peregrina e infeliz idea del “voto manual”, como excusa para no participar en las elecciones. Olvidándonos del axioma, “acta mata votos”. Y por último tenemos el Gnada, con el pomposo nombre de “Alianza”, el epíteto de alacranes o judicialízalos, que solo se reúnen si los convoca Maduro o en su defecto los hermanos Rodríguez. Incapaces de una iniciativa propia, se acogen a la línea que les dicte el régimen. 

¿Cómo desmontar esta tramoya conspirativa contra los venezolanos en su legítimo derecho de retornar a la democracia y vivir en libertad?. En mi modesto entender, dándoles el insumo necesario de la información, y lo que esconden tras bastidores los distintos grupos de intereses. De ahí la importancia que tiene la Comisión de Primarias recientemente nombrada. Sus nombres están suficientemente expuestos para esconderse. Este no es el momento de escurrir el bulto, de hacerse los locos y los desentendidos. Por eso, insistimos en las primarias como solución al problema que nos afecta. Sin complacer peticiones. Si son abiertas y oportunas, vale decir “no excluyentes”, eso liquida el saboteo ordenado desde Miraflores a los alacranes o GNada, muriendo de muerte súbita, tal como ocurrió en Barinas, el 9 de Enero. Sencillamente porque el #21N sirvió de primarias. Si las primarias, se hacen por vía electrónica garantizas la participación de todos los venezolanos dentro y fuera del país, imposibilitando saboteos del régimen, ahorrando recursos y dejando una base de datos que podemos usar para el proceso electoral posterior; con la misma confiabilidad de un sistema bancario que hace millones de operaciones diarias; sin aceptar el burdo chantaje acomodaticio del G1. Que por cierto, si el GNada, G4 y G10 son perversos, G1 es tan peligroso como Maduro. Y por último al G4, hay que obligarlo a legitimarse, porque son el mayor inconveniente para salir de la tiranía. 

El “Pacto de Punto Fijo”, que nos garantizó una democracia a lo largo de 40 años, no la acabó Chavez, ya estaba herida de muerte por sus propios protagonistas, antes del desenlace de la tragedia. Ese acuerdo fue útil, lógico y necesario. Pero no supieron gestionarlo ante los nuevos retos impuestos por la realidad. Es hora de hacerlo. Maduro usa el poder fáctico para construir las distintas “oposiciones” que requiere, usándolas a su antojo. Por  eso es pertinente salirse urgentemente de las dos trampas en escenas, él consenso y la abstención. Ambas estrategias están inducidas por el régimen, se amerita desmotarlas.  

Publicidad
Artículo anteriorUn gran movimiento social acabará con la dictadura en Venezuela | por José María Rodríguez, Ph.D.
Artículo siguienteArriando banderas | por Claudio Zamora