Publicidad

En cualquier frente en el que se planteen las luchas, la primera línea de ataque son las mujeres de Fuerza Vecinal

La mujer venezolana, además de bella, es inteligente, sagaz, laboriosa y por sobre todas las cosa, aguerrida. En Guayana es frecuente ver acciones de calle, protestas, movilizaciones reivindicativas, encabezadas por una nutrida avanzada de mujeres. En nuestra capital esta realidad es tan grande, tan importante, que es imposible de ocultar. A esta inevitable conclusión se llega cuando se tiene algún tipo de acercamiento con las actividades de FUERZA VECINAL en la capital guayanesa, explicaron las dirigentes de FV Ana María Romero MacMillan, Rosa Armas, Dorilis Cedeño y Yatzuri Rodríguez.

Tenemos el honor de conducir un fuerte, aguerrido y nutrido movimiento de mujeres dentro de la estructura de la Fuerza Vecinal, yo soy la líder femenina-acotó Ana María Romero MacMillan- la lideresa Rosa Armas es la líder de Ecología y ambiente, la licenciada Yatzuri Rodríguez es la líder magisterial, Dorilis Cedeño es nuestra líder asistente de organización y Cristal Carrero es nuestra líder de información y contenido en redes sociales. Apenas una muestra de la importancia que tiene la mujer en nuestra organización; Somos parte importantísima, la avanzada de esa fuerza de cambio y desarrollo que es nuestra FUERZA VECINAL.

De izquierada a derecha: Dorilis Cedeño,Rosa Armas, Ana María Romero MacMillan,Cristal Carrero y Yatzuri Rodriguez

Estamos llamadas a organizar, planificar, impulsar y también a liderar una vastísima cantidad de nuestras actividades, tenemos un lugar que nos garantiza nuestros estatutos, la amplitud con que nuestro líder municipal Rómulo Dommar, maneja al partido y particularmente el talante respetuoso de todos en el seno de nuestra organización. Pero, sobremanera, tenemos un sitial que nos hemos ganado con trabajo, con esfuerzo, con dedicación y formándonos diariamente para ir asumiendo cabalmente las responsabilidades que se nos vayan asignando.

FUERZA VECINAL, más que un partido político, es una alianza vecinal, la unión de voluntades, que en nuestra gran capital esta avocada a construir un movimiento ciudadano de todos, de tal manera que vayamos construyendo esa capital civilizada, progresista, que ha de ser vanguardia urbana y civil no solo de Venezuela sino de América y todo el mundo. Y, en cada lucha, en cualquier frente en el que se planteen las luchas, la primera línea de ataque somos las mujeres de  FUERZA VECINAL

Con información de nota de prensa

Publicidad
Artículo anteriorEl país reclama decisiones que den soluciones inmediatas
Artículo siguienteAgenda 2023 del CLEB será reforma de leyes de seguridad, ambiente, cultura, deporte, servicios públicos y territorio