Publicidad

La comunidad exige que se active otro equipo, si es que ya no pueden cambiar esa decisión absurda de comenzar a reparar bachesitos, mientras en este tramo de Sifontes, el Callao, se derrumba.

El dirigente poliítico Carlos Chancellor denunció que el tramo el km 88, el Callao, es el más afectado por el abandono total del lógico manteniento de una carretera, en lugar de iniciar la reparación desde este zona, comenzaron desde Piar hacia el Callao, Tumeremo y ojalá también este incluida Santa Elena, lo lógico era alreves, comenzar por el más deteriorado y peligroso, el que interrumpe el tránsito de gandolas con importaciones de alimentos, medicinas, repuestos, desde Brasil, y que por supuesto también afecta a los usuarios que residen en la zona, incluidas nuestras comunidades indígenas,apenas llueve se vuelve una pica de barro y en varias oportunidades se derrumban las alcantarillas.

Activar otro equipo de trabajo de emergencia, para reconstruir está vía,es urgente, porque representa un alto riesgo para los transportistas, para las familias, usuarios de esta zona y también para los eventuales.

Ciudadanos denunciaron que la Troncal 10, al sur del estado Bolívar, está intransitable. Las lluvias dejaron una vía en pésimo estado, peor que como se encontraba anteriormente. 

Ante la mala vialidad, los ciudadanos optaron por arreglarla por su cuenta usando la madera y troncos enteros como recurso. Esta es la única solución que han encontrado los usuarios de la Troncal 10 para poder volver circular y continuar con el transporte de carga que viaja constantemente hacia Brasil.

“Aquí están preparando el nuevo asfalto de Venezuela: la madera”, dijo Daniel Romero, dirigente político y sindicalista del sur de Bolívar a Radio Fe y Alegría Noticias.

“Es una situación paupérrima en la que se encuentra la Troncal 10. Hay una tranca desde el kilómetro al 70 por un desprendimiento de la vía total”, indicó.

El dirigente contó que la Alcaldía de Sifontes ha realizado trabajos de recuperación de la vialidad, pero las lluvias han afectado fuertemente el tramo.

“El mismo municipio Sifontes ha hecho esfuerzos para que las gandolas transiten porque de eso depende la actividad económica y el paso de alimentos. Es una catástrofe social por la inestabilidad. Es intransitable”, dijo.

También informó que en las zonas El Callao y El Dorado hay bastante deterioro y desastre, al igual que al llegar a la frontera con Brasil.

La vía hacia El Callao también está afectada

Por su parte, el exalcalde del municipio Sifontes del estado Bolívar, Carlos Chancellor, aseguró que de toda la vía, justo en el kilómetro 88, al llegar a El Callao, se encuentra la zona más afectada.

Asimismo, destacó que esta situación, además de interrumpir el tránsito de gandolas con importaciones de alimentos, medicinas y repuestos vehiculares desde Brasil, también afecta a los residentes. Así como a comunidades indígenas que cuando llueve, se inundan por desbordamiento de las alcantarillas.

Troncal 10, tramo Tumeremo, kilómetro 88. Foto: Cortesía Carlos Chancellor.

Con Información de Alejandra Martínez | Radio Fe y Alegría Noticias

Publicidad
Artículo anteriorGobierno regional y Cruz Roja llevaron jornada médica a adultos mayores en Caroní
Artículo siguiente64 años: UDO, Primer Regalo de la Democracia al oriente