Publicidad

Julio Barroso murió ejecutando una maniobra para separar dos de los vagones del tren para el proceso de volteo; esto debido a que el deterioro de la maquinaria impide que se ejecute el proceso de forma automática.

A las 2:00 de la madrugada de este domingo 13 de noviembre, el trabajador de Ferrominera Orinoco Julio Barroso, de 59 años de edad, murió triturado por uno de los vagones del tren de la compañía, mientras intentaba separar los furgones para el proceso de volteo y caer en las vías ferroviarias.

Julio César Barroso García tenía una trayectoria de 33 años en la estatal del hierro. Laboraba como mecánico de vagones en el área de Ferrocarril durante la guardia de 11:00 pm a 7:00 am.

Según trabajadores que laboran en esta área, los vagones de la compañía se mantienen unidos por piezas metálicas. Cuando el vagón va a ser descargado en el procesador de hierro, estos deben despegarse para que se realice el proceso de volteo.

Este proceso debería ser ejecutado por las charnelas de la locomotora de forma mecánica, no obstante, trabajadores del área de ferrocarril declararon que, debido a la falta de inversión, estas piezas permanecen dañadas y el trabajador debe meterse debajo del vagón para separarlos de forma manual, lo que implica un gran riesgo para su vida.

Ya la empresa no invierte en repuestos como charnelas. Fue una falla del equipo, no quieren invertir y nosotros trabajamos con las uñas. Si las charnelas estuvieran óptimas, el vagón pica solo y no hay necesidad de que el trabajador se meta ahí”

Cuando las charnelas no “pican” los vagones, el técnico debe caminar entre ellos para hacer el proceso de forma manual. Ejecutando esta maniobra Barroso resbaló del vagón mientras el tren estaba en movimiento y cayó en las vías ferroviarias donde murió al ser triturado por las ruedas.

“Él era mecánico de vagones. Uno de sus trabajos era colaborar cuando los vagones no logran ser picados (separados). El mecánico colabora tratando de despegarlos con sus conocimientos básicos, él se metió entre los dos vagones y pinchó con una cabilla el seguro que los desacopla, después de hacer eso debe mandar a halar. Cuando él da la orden, en la madrugada, los vagones no se separaron y lo arrastraron hasta llevarlo a las ruedas que lo molieron”, declaró un empleado del área de ferrocarril cercano a la víctima.

El cuerpo del trabajador fue retirado del lugar pasadas las 6:00 de la mañana debido a la falta de ambulancias en la empresa, aunque la estatal es propietaria del Hospital Dr. Américo Babó, centro de salud que no tiene ambulancias operativas.

Trabajadores denunciaron que las vías ferroviarias se mantienen a oscuras y que tampoco se entrega linternas a los obreros, lo que impidió que Barroso tuviera una visión óptima.

“Ya la empresa no invierte en repuestos como charnelas. Fue una falla del equipo, no quieren invertir y nosotros trabajamos con las uñas. Si las charnelas estuvieran óptimas, el vagón pica solo y no hay necesidad de que el trabajador se meta ahí”, adujo un compañero del área.

Compañeros de la víctima aseveraron que estaba a poco tiempo de recibir la jubilación, y enfatizaron además en que esta área está corta de personal. En este sentido aseguraron que la labor debería ser ejecutada por tres obreros, sin embargo, Barroso era el único que permanecía en el área.

A las 8:00 de la noche del domingo la empresa envió condolencias a los familiares de Barroso a través de su cuenta de Instagram (@ferrominera_cvg), pero al cierre de esta nota, todavía no había información oficial sobre el suceso.

Él era mecánico de vagones. Uno de sus trabajos era colaborar cuando los vagones no logran ser picados (separados). El mecánico colabora tratando de despegarlos con sus conocimientos básicos, él se metió entre los dos vagones y pinchó con una cabilla el seguro que los desacopla, después de hacer eso debe mandar a halar”

“Estamos viviendo grandes inseguridades en la empresa. Es doloroso ver a un hombre perderse porque está realizando un trabajo fuera del marco de la seguridad. Vivimos grandes inseguridades todos los días en la empresa. Nosotros sabemos que lo que acontece en Ferrominera son cosas fuertes. Basta de presión y de hacer trabajos inseguros”, vociferó un trabajador quien destacó que son obligados a laborar en condiciones inseguras para que no los saquen de la empresa.

Por este motivo los ferromineros reprocharon que la empresa mantiene a la mayoría de delegados de prevención como “no requeridos”, lo que se traduce en situaciones de riesgo para los obreros.

Pese a que las políticas de gestión de la estatal del hierro enfatizan en que se deben cumplir “los requisitos aplicables relacionados con la calidad, el medio ambiente, la seguridad y la salud ocupacional”, los trabajadores aseveraron que desde la imposición del eslogan “producir es vencer”, la seguridad se mantiene en un segundo plano.

Sobre el suceso, ferromineros se manifestaron en redes sociales bajo el aforismo “producir sin seguridad es muerte y destacaron que los trabajadores de ferrocarril estarán de luto por 3 días en memoria de Barroso”.

Con información de Correo del Caroni/foto cortesía

Publicidad
Artículo anteriorJornada del Buen Gobierno atendió a habitantes de Pozo Verde
Artículo siguienteComisión Nacional de Primarias opositoras se instala hoy #15Nov en Miranda