Publicidad

Por Jhoalys Siverio @jhoalys 

Puerto Ordaz. La Comisión delegada de derechos humanos del Colegio de Abogados del estado Bolívar, acudió a la fiscalía del Ministerio Público y el Ministerio de Ambiente, para exigir una investigación seria sobre la fuga de alúmina proveniente de Bauxilum.

Desde la noche del pasado 4 de septiembre, habitantes de la parroquia Unare en Ciudad Guayana han estado expuestos a la fuga de alúmina, luego de la reactivación de un calcinador en Bauxilum. Esta emanación de partículas se manifestó con un polvillo blanco que cubrió vehículos, puertas, pisos y ventanas de las viviendas. Además, alergias respiratorias en los ciudadanos.

Javier González, presidente de dicha comisión, dijo que interpusieron denuncia formal para que el Ministerio Público haga las averiguaciones pertinentes y se establezcan las responsabilidades penales, civiles y administrativas que tengan a lugar.

La ciudad merece una explicación. Hay muchas personas afectadas porque el polvillo entra por vía respiratoria y se aloja a nivel de los pulmones. Especialistas médicos alertan sobre la peligrosidad del alto nivel de toxicidad a la que quedó expuesto el municipio. El dióxido de aluminio, una vez que se aloja en los pulmones, ya el cuerpo no lo puede expulsar. Queda allí y comienza el deterioro del tejido pulmonar”, advirtió.

Afectados

De acuerdo con el censo que hizo la comisión de abogados, hay por lo menos 23 familias afectadas. Otras, aunque manifestaron afecciones respiratorias, temen hacer una denuncia formal.

En días pasados vino una comisión de Caracas, colectaron algunas pruebas, pero no ha habido información sobre eso. Sabemos que las emanaciones de dióxido de aluminio vienen de Bauxilum, que está obligada a cumplir una serie de requisitos de producción, tendientes a proteger a la comunidad. No sabemos la causa de esta exposición tan dañina», agregó González.

El abogado recordó que a finales de la década de los 80 también hubo denuncias por contaminación ambiental, proveniente de las empresas básicas. Los colegios de abogados, ingenieros y médicos hicieron una alerta y se corrigió la situación. Sin embargo, “en esa oportunidad el daño no fue tan profundo como el que estamos observando en este momento”.

Acciones

Recientemente también se creó una comisión ciudadana para investigar la contaminación ambiental en Guayana. En principio se abocará al caso de la fuga de alúmina en Bauxilum, empresa que también tiene como pasivo ambiental las lagunas de lodo rojo. Estas se originan en el proceso de refinación de la bauxita para la obtención de la alúmina. Los residuos (lodo rojo) terminan en lagunas cercanas al río Orinoco.

Bauxilum, por su parte, habla de un «proceso industrial de impacto controlado», y la emisión de partículas como un hecho “sobrevenido”.

La Ley Penal del Ambiente, publicada en Gaceta Oficial N° 39.913 del 02 de mayo de 2012, tipifica los delitos ambientales y sus respectivas sanciones. El Decreto N° 638 estipula las normas sobre calidad del aire y control de la contaminación atmosférica.

Además de la comunidad en general, los mayores afectados son los trabajadores en planta. Desde hace al menos dos años y medio no reciben dotación de implementos de trabajos. Estos constan de tres camisas, tres pantalones, dos chaquetas, un par de botas, lentes, mono lentes e impermeable.

En otras oportunidades, los trabajadores también denunciaron que llevan más de cinco años sin la entrega de dotación de higiene y seguridad. Este consta de 12 jabones de baño y dos toallas, más servilletas y papel higiénico. La entrega debe ser cada seis meses.

Publicidad
Artículo anteriorLuis Beltrán Franco a la oposición venezolana: La política tiene que regresar al cara a cara
Artículo siguienteCoque de petróleo: el negocio millonario del que Wilmer Ruperti se hace cargo en Pdvsa