Publicidad

El infante desapareció en las aguas de la represa Cupapuicito cuando saltó tras una pelota

Carlos Andrés Monsalve

La angustia se apoderó de la población de Upata con la desaparición de un niño de ocho años en las aguas del aliviadero de la represa Cupapuicito.

El hecho se registró en horas de la tarde de este miércoles siete de septiembre, cuando supuestamente el niño Franciober Rafael de ocho años se lanzó a las aguas de la represa a la altura del puente en la calle Pugas Padilla tras una pelota, pero la corriente lo arrastró y no se supo más del menor.

La comunidad al conocer del suceso se dio a la tarea de buscar el niño, haciendo un barrido desde el lugar de la desaparición, pasando por el cauce en la calle Piar hasta la desembocadura del Río Yocoima.

A pesar del esfuerzo que involucró al Cuerpo de Bomberos, Protección Civil y gente de la comunidad no se encontraba al niño. Las labores de rescate se mantuvieron hasta las horas de la madrugada y retomadas este jueves con la salida del sol.

La madre del menor pedía el mayor esfuerzo a los equipos rescatistas para dar con el menor, pero ante la falta de mantenimiento de los canales de desagüe, las labores se vieron complicadas.

Llegó a un trágico desenlace al momento de encontrar al niño sin vida a las adyacencias del sector Alaska y la empresa estatal parmalat, luego de un arduo trabajo de búsqueda que la comunidad organizo sin descanso barriendo todo el río Yocoima.

@candresmonsalve

Fotos cortesía

Publicidad
Artículo anteriorLa reina de Inglaterra fallece rodeada de su familia en el castillo de Balmoral en Escocia
Artículo siguienteRealizan encuentro con estructuras del Psuv Caroní y Angostura del Orinoco. Ángel Marcano felicitó a quienes resultaron electos y ratificados