Publicidad

Parlamento británico interrumpe la sesión para mandar un mensaje de apoyo a la Reina

La familia de la reina se reúne en Balmoral. El príncipe Guillermo aterriza en el aeropuerto de Aberdeen, en Escocia, situado a poco más de una hora de la residencia real. Decenas de ciudadanos comienzan a concentrarse en los alrededores del palacio de Buckingham

La reina Isabel II de Inglaterra, de 96 años, está bajo vigilancia médica en el castillo de Balmoral (Escocia). Tras un examen médico este jueves, los médicos han expresado su “preocupación por la salud de su Majestad”, según ha informado Buckingham en una nota. La sociedad británica y su clase política están volcados con su reina. Lindsay Hoyle, speaker (presidente) del Parlamento británico, ha interrumpido por la tarde el debate en la Cámara para mandar un mensaje: “Sé que hablo en nombre de toda la Cámara cuando digo que le enviamos los mejores deseos a Su Majestad la Reina”, ha dicho. Carlos de Inglaterra y su esposa, Camila de Cornualles, ya están con ella. También Ana, otra de sus hijas. Los otros dos hijos de la monarca, Eduardo y Andrés, y el príncipe Guillermo, nieto de Isabel II, han aterrizado en el aeropuerto de Aberdeen, en Escocia y a una hora de distancia por carretera de Balmoral, pasadas las 17.00 horas. La esposa de Guillermo, Kate Middleton, permanece en Windsor por el primer día de colegio de sus hijos. Enrique de Inglaterra está de camino. Su esposa, Meghan Markle, no le acompaña, según informa la BBC. Isabel II permanece en su residencia de verano desde hace meses y allí recibió el martes al primer ministro saliente del Reino Unido, Boris Johnson, y a la nueva primera ministra, Liz Truss, para encargarle la formación de un Gobierno. Decenas de ciudadanos británicos comienzan a concentrarse bajo la lluvia en los alrededores del palacio de Buckingham para conocer los detalles del estado de salud de la Reina.

El País

Publicidad
Artículo anteriorAN y gremios empresariales trabajan juntos en ley de armonización tributaria (LOCAT)
Artículo siguienteAsí será el protocolo si Isabel II muere en Escocia, la ‘operación Unicorn’