Publicidad

La creación de puestos de trabajo a través de la recuperación del aparato productivo sería la primera fase del círculo virtuoso de la economía en Venezuela.

Hay que devolverle la capacidad de ahorro al ciudadano para que el sistema financiero pueda manejarse con fluidez en materia de créditos y pueda funcionar en el sistema bancario.

Luego, con un Banco Central de una directiva responsable y autónoma se puedan estructurar esquemas de intereses para provocar un atractivo de inversión y se pueda acceder a créditos que fomenten la producción y la reactivación de sectores deprimidos. Además los intereses atractivos permiten tener más recursos disponibles para el consumo, el ahorro o la inversión.

Cuando incrementa la inversión realsube la producción de los recursos económicos empleados por la inyección de capitales nuevos.  Por ende, aumentan los puestos de trabajo porque se requiere de mano de obra nueva para ser utilizada en la nueva producción. Por supuesto, al haber másempleo el ingreso de las unidades familiares aumentará.

Con un ingreso adecuadoel consumo se estimulay de la misma manera si existen excedentes estos serándestinados al ahorro. Este ahorro se canalizará a través del sector financiero y a su vez retorna al círculo virtuoso como crédito generador de más inversión, empleo y consumo.

Nada de lo expresado anteriormente ocurre en Venezuela. Todo lo contrario, expropiaciones, confiscaciones, cierre de empresas, hostigamiento a comerciantes, aumentos de impuestos, devaluaciones, salarios insuficientes. Todo este cuadro se constituye en el Círculo vicioso de la economía chavista del siglo XXI.

Economista José Luis Alcocer

Publicidad
Artículo anteriorGobernador anuncia certificación para rehabilitación del Complejo de Piscinas y Gimnasio Boris Planchart en Bolívar
Artículo siguienteINAC cambia protocolos de ingreso al país y elimina el Pase Viajero de Bioseguridad