Publicidad

La canasta alimentaria familiar correspondiente a junio de 2022 bajó a 459 dólares estadounidenses, unos 2.500 bolívares, en lo que supone una caída de 3,7% respecto a mayo, pero que sigue siendo inalcanzable por el venezolano promedio.

De acuerdo con el Centro de Análisis Social y Documentación de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), la canasta, compuesta por 60 productos básicos, tocó los $459,84, unos $17,6 menos respecto mayo.

Hay que tomar en cuenta que la bajada corresponde a la medición del costo de la canasta en dólares estadounidenses. Si se analiza en bolívares, lo que se denota es un aumento de 5,1% respecto a mayo, o unos 124 bolívares ($22), según el Cendas-FVM.

Algo que destaca el Cendas es que los venezolanos siguieron imposibilitados para acceder a la canasta. En general, se necesitaron 19,94 salarios mensuales de 130 bolívares para poder adquirir la canasta alimentaria. Eso equivale a unos 86 bolívares diarios.

Publicidad
Artículo anteriorDiputados CLEB trabajan en Ley regional del Cacao  
Artículo siguienteVenezuela cerca de enfrentar brotes de enfermedades, retrocedió sus coberturas vacunales durante 2021