Publicidad

Un estudio realizado por Atenas Group reflejó que el consumidor venezolano «ha aprendido a comprar lo que necesita», así como también a exigir mayor calidad de los productos.

Banca y Negocios @bancaynegocios

En ese sentido, el socio-director de Atenas Group, Alexander Cabrera, comentó que una de las cosas que estaba pasando en los últimos años en Venezuela, cuando todo el proceso de escasez y de precios, «llevó a que el consumidor le importara llegar al anaquel y conseguir marcas a un buen precio».

Destacó que el precio va a ser un factor fundamental, pero empieza a aparecer la calidad, el sabor y el olor. «Nosotros los venezolanos siempre hemos sidos muy marquistas y volvemos a vivir este repunte», agregó.

Sostuvo que actualmente, se están condificando entre 17.000 y 20.000 productos nuevos en el país, mientras que en la llamada «Venezuela Saudita», se codificaban, en un semestre, entre 50.000 y 60.000 productos nuevos.

Manifestó que el consumidor empieza a retomar las marcas reconocidas porque sabe que su proceso de elaboración garantiza calidad a la familia.

Aseveró que de cada US$100 vendidos en productos en Venezuela, US$70 van a productos nacionales y US$30 a importados.

Explicó que el 27% de los compradores venezolanos busca una relación precio-calidad; el 21% considera que el producto sea de una marca reconocida; el 19% responde a precios bajos y el 17% toma en cuenta el buen sabor.

Resaltó en el Circuito Éxitos 99.9 FM que el venezolano «está aprendiendo a comprar lo que necesita, eso hace que casi el 80% de la población venezolana se haya transformado en un consumidor de reposición».

Alexander Cabrera puntualizó que la encuesta se realizó en 2.120 hogares en todo el país.

Publicidad
Artículo anteriorConmebol propuso a Venezuela organizar el Preolímpico Sudamericano Sub’23
Artículo siguienteEstrategias de economía plateada se vuelven necesarias ante envejecimiento acelerado de población venezolana