Publicidad

El dirigente nacional de PJ Carlos Ocariz sigue recorriendo el país para denunciar la miseria en la que ha convertido el chavismo las empresas del Estado y denunció que ha llevado a la ruina a trabajadores de Alcasa y otras empresas productoras del estado Bolívar.

Ocariz recorrió este viernes los galpones de Alcasa y conversó con cientos de trabajadores que tienen más de un año esperando para poder trabajar, junto a su compañero Rachid Yasbek. «Estamos en presencia de uno de los mayores crímenes que se han cometido en los últimos 20 años en Venezuela. Todas estas empresas producían hasta 10% del PIB no petrolero y hoy son una ruina, una chivera «, declaró según nota de prensa.

Los trabajadores dijeron que tienen todo este tiempo «mendigando» al Estado que los reenganche. «Antes este era uno de los mejores empleos porque tenían muy buenos contratos colectivos y hoy tienen que mendigar para poder trabajar. Se dividen en dos grupos, unos trabajando y otros en su casa cobrando la mitad de lo que cobran los que están trabajando».

«Todo esto es un despilfarro total, una negligencia enorme, corrupción, un atropello. Antes se producían 440 000 toneladas de aluminio y más de 4 millones de toneladas de acero y hoy no queda nada. Lo han convertido en una chivera, están en la carraplana y por eso tenemos que luchar, por recuperar cada espacio y porque el estado Bolívar y sus empresas vuelvan a hacer las primeras del país».

Publicidad
Artículo anteriorCon gol de Deyna la Vinotinto ganó a Uruguay en su primer juego de la Copa América Femenina
Artículo siguienteDesiré Santos Amaral fue la oradora de orden de sesión conjunta en honor a periodistas