Publicidad

El proyecto siderúrgico en Venezuela fue concebido por la Corporación Venezolana de Fomento en el trienio 1945-1948. Posteriormente una iniciativa privada conformada en el Sindicato del Hierro, presidido por Eugenio Mendoza inicio los estudios para la construcción de la planta siderúrgica en Guayana. Este proyecto se paralizo cuando el Gobierno de Marcos Pérez Jiménez en 1954 decidió que fuera de exclusiva propiedad del estado, lo cual retraso los avances realizados hasta ese momento. 

Después de la caída de Pérez Jiménez, se fundó el Instituto Venezolano del Hierro y el Acero (IVHA) con el objetivo de revisar el contrato con Inocentti. Inicialmente la licitación la había ganado la Fiat, pero desistió y el contrato fue otorgado a la Inocentti. 

El clima político de la época era de polémicas y discusiones y el proyecto siderúrgico no escapo a eso. El ala izquierdosa del país, representados por Salvador de la Plaza, Domingo Alberto Rangel y Reinaldo García Iturbe lo calificaron como *La siderúrgica venezolana de estirpe colonialista*.   

El 30 de diciembre de 1960 se crea la Corporación Venezolana de Guayana y entre sus departamentos esta la División Siderúrgica de la CVG y no es sino hasta 1964 cuando el proyecto siderúrgico adquiere personalidad jurídica como CVG Siderúrgica del Orinoco C.A. 

El primer Presidente de la División Siderúrgica fue el Ingeniero Antonio Álamo y al Gerente de Operaciones Ingeniero Argenis Gamboa le correspondió preparar al personal y organizar el inicio y puesta en marcha de las instalaciones de la planta, quien adelanto el proyecto iniciando las operaciones en la fábrica de tubos con lingotillos importados traídos desde la planta de Dalmine en Udime, Italia. 

Una vez concluida la acería Siemens Martin se escogió el día 05 de Julio de 1962 para su inauguración, pero por compromisos del Presidente de la Republica Rómulo Betancourt, se rodó al 09 de Julio. Hasta ese momento la acería venezolana Sivensa producía acero a partir de chatarra de acero, en cambio en la planta siderúrgica era con mineral de hierro del subsuelo venezolano. 

La primera colada de acero en SIDOR, producido con mano de obra venezolana y con mineral de hierro del subsuelo nacional fue un acontecimiento sin precedentes para el país, debido a que Venezuela se incorporaba como un productor de acero con dimensiones latinoamericanas y además asumía el reto de ser una empresa distinta a la industria petrolera. El diario el Nacional en su mancheta se refirió a este acontecimiento subestimando el talento nacional *Esa colada es mucho camisón pa Petra*. 

Los acontecimientos demostraron lo contrario, el 75% del personal que arranco a SIDOR era analfabeta, aprendieron a leer y escribir en los centros de alfabetización creados en la empresa. Fueron pescadores y agricultores venidos del campo venezolano de las distintas regiones. Y esa característica se agiganto con la construcción del ambicioso Plan IV al que vinieron trabajadores de todas las nacionalidades para aportar su esfuerzo al desarrollo del país. 

SIDOR arranco con una capacidad instalada de 750.000 Toneladas anuales de acero líquido. En 1997 es privatizada y entrega el testigo con una producción de 3.100.00 Toneladas. En el año 2007 logro una producción de 4.300.000 Toneladas de acero producidas. En abril del año 2008 fue reestatizada por el gobierno de Hugo Chávez Frías y a partir de allí la producción fue decreciendo hasta que en el año 2019 logro un récord histórico negativo con 0 producción de acero. Actualmente con el 75% de las plantas destruidas el Presidente de la empresa anuncio que podían cerrar la producción con 600.000 toneladas de acero producidas. A 60 años de ese magno evento saque usted la conclusión. 

Economista José Luis Alcocer 

Trabajador siderúrgico 

Publicidad
Artículo anteriorCLEB realizó Jornada Integral Socialista en  parroquia Agua Salada
Artículo siguientePresentada estructura organizativa de Unamujer en Caroní