Publicidad

Foto runrunes

ERRORES CAPITALES

La absurda división opositora entre “puros” e “impuros” significará una de las peores equivocaciones del G4, pues pone en peligro una posible victoria opositora en 2024. Los “puros” sumaron 2.1 millones de votos en 2021. Los chavistas sumaron 4.1 millones de votos. Sentido común.

Algunos amigos me preguntaron por qué no mencioné en mi twit la votación de la Alianza Democrática en 2021. La razón es simple: los 140 caracteres de Twitter no permitían tanta información en un solo twitt. Procedo ahora a mencionarlo también.

Los votos de los opositores venezolanos “impuros” en 2021 fue de 2.4 millones, superior a la de los “puros” (2.1 millones). O sea, los “impuros” por sí solos tampoco podrán derrotar a los 4.1 millones de votos del chavismo en 2024. Necesitan a los “puros”. Es suicida que ambos sigan con esa camorra inútil. Se impone unidad total.

Nadie es puro ni impuro. Todos son venezolanos que quieren -bajo naturales diferencias- un cambio de gobierno. Y esa es suficiente razón para unirse cuando se trata de decisiones de supremo interés nacional.

Los pleitos internos de partidos disminuidos por sus propias decisiones y acciones no pueden seguir siendo un obstáculo para darle a los venezolanos una esperanza cierta de cambio.

Publicidad
Artículo anteriorWilliam Velásquez: El caos se apoderó de la ciudad por malos servicios públicos
Artículo siguienteGobernador de Bolívar aprobó entrega de insumos en materia de agua para alcaldías