Publicidad

Prensa PJ Ciudad Bolívar
Ciudad Bolívar, la capital histórica de Venezuela, la capital del estado con más riquezas del país y quizá del mundo, es una ciudad que ha sido llevada a una situación de caos por la inacción y la incapacidad de los gobernantes, que han permitido la decadencia total de los servicios públicos.
De esa manera opina el Ing. William Velásquez, concejal del municipio Angostura del Orinoco, al referirse a la situación de los servicios regentados por el gobierno municipal.
El jefe de la fracción de concejales Tomás de Heres, en la cámara municipal de Angostura del Orinoco y coordinador municipal del partido Primero Justicia, indicó que servicios como el aseo urbano, la reparación de la vialidad, la reparación de estructuras viales como el puente de Los Aceiticos y el alumbrado público, más que ineficientes, son casi inexistentes en muchos sectores de la capital guayanesa.
“Es un realidad que vive el pueblo y que genera las quejas que escuchamos a diario, en cada comunidad que visitamos”, dijo Velásquez.
Asimismo, resaltó que el de aseo urbano es un asunto vital para la ciudad y que debe ser resuelto con urgencia.
“La basura se acumula en todos lados, porque los camiones del aseo urbano no son suficientes y la planificación del servicio parece no ser la adecuada”, declaró.
“Lo mismo ocurre con la reparación de la vialidad y la atención a la cloacas desbordadas. Calles completamente intransitables y botes de aguas negras se observan en todos los puntos cardinales de Ciudad Bolívar, mientras el gobierno municipal se dedica a responder a la politiquería y no a las verdaderas solicitudes del pueblo”, agregó el concejal.
Para finalizar, Velásquez llamó al alcalde y a los organismos responsables de los servicios públicos a dar respuestas al clamor de las comunidades.

Publicidad
Artículo anteriorInameh: Debilitado Ciclón tropical que llega a Venezuela con lluvias y fuertes vientos saldrá esta misma noche del #29J
Artículo siguientePuros” e “Impuros”: Una eficaz arma para suicidarse | Twitt / Jesús Seguias